The Ward - John Carpenter, 2010



-TÍTULO ORIGINAL The Ward
-AÑO 2010
-DURACIÓN 88 min.
-PAÍS USA
-DIRECTOR John Carpenter
-GUIÓN Michael Rasmussen, Shawn Rasmussen
-MÚSICA Mark Kilian
-FOTOGRAFÍA Yaron Orbach
-REPARTO Amber Heard, Danielle Panabaker, Mika Boorem, Jared Harris, Lyndsy Fonseca, Mamie Gummer, Laura-Leigh, Sali Sayler, Sydney Sweeney, Dan Anderson
-PRODUCTORA Echo Lake Productions / A Bigger Boat

NOTA: 5



Después de un parón de casi una década por motivos personales y de salud, Carpenter milagrosamente revive en el largometraje con una película de terror que indiferentemente de su calidad, debe ser motivo de alegría para cualquier aficionado al cine.

Su nombre es The Ward, donde una chica (Amber Heard) ingresará en un sanatorio mental por motivos desconocidos, y allí deberá enfrentarse a un fantasma que le acechará. Una “ghost movie” totalmente convencional y previsible, que si no hubiera sido dirigida por el maestro Carpenter no sería más que una correcta cinta prescindible, y de hecho tiene elementos del cine ochenteno que la hacen en cierta manera especial, pero viniendo de Carpenter es demasiado poca cosa, decepciona. Pese a eso hay que matizar las cosas. The Ward es un producto de encargo simple y alejado a lo que Carpenter nos tiene acostumbrados, con su cine de serie B más contundente, dentro de lo que sería el género Fantástico en sí, y en este caso se apuesta por el terror psicológico por encima del resto. Pese a eso, hay muy buenos momentos gore, realizados por el actual rey de los fx como es Greg Nicotero, que todo sea dicho, su presencia en las películas garantiza buenos momentos.

No estamos entonces en la siguiente genialidad después de Cigarrette Burns. Carpenter desentona garrafalmente en algunos momentos con roturas de ritmo de tensión en escenas de acción (por el montaje) o en el abuso de determinados planos: contrapicados de la fachada o el plano del pasillo por ejemplo, momentos que hacen evidentes los cuatro decorados que tiene la película y su clara influencia en El resplandor de Kubrick. Lo que si es cierto es que hay un excelente trabajo de iluminación, que acaba dotando la película de grandes momentos de terror que a más de uno de hará saltar de la butaca. Un gran trabajo de sombras.

Pero el resultado final deja un sabor agridulce. El final sorpresa arregla cosas, da respuestas a lo que estábamos apunto de calificar como “errores de raccord”, lo hemos pasado bien, con buenos sustos y momentos de auténtico gore (con desgarre ocular incluido!), pero demasiado previsible, demasiadas películas con la misma idea que no hace más que evidente que por más bien realizada que esté, con este producto de encargo Carpenter nunca ha podido hacer otra obra maestra.

Carpenter ha vuelto, y por encima de todo hay que agradecerle que nos regale otro entretenido bombón, aunque a ratos esté salado.


Comentarios

  1. Y tan milagrosamente...
    Se salva porque es de este hombre.
    Es previsible hasta decir basta, pero bueno, destaco sobretodo el maquillaje, que no está nada mal =)

    ResponderEliminar
  2. Producto de encargo que bebe de mil películas idénticas, dando un resultado correcto pero despreciable. Si, maquillajes y algún susto majo, pero poca cosa más a destacar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario