Godzilla, Japón bajo el terror del monstruo - Ishiro Honda, 1954


-TÍTULO ORIGINAL: Gojira (Godzilla)
-DIRECTOR: Ishirô Honda
-GUIÓN: Ishirô Honda, Takeo Murata (Historia: Shigeru Kayama)
-AÑO: 1954
-DURACIÓN: 98 min.
-MÚSICA: Akira Ifukube
-FOTOGRAFÍA: Masao Tamai (B&W)
-REPARTO: Akira Takarada, Momoko Kochi, Akihiko Hirata, Takashi Shimura, Fuyuki Murakami, Sachio Sakai, Toranosuke Ogawa, Raymond Burr
-PRODUCTORA: Toho Film

NOTA: 8



Entre todo el terremoto político-social que vivía el Japón después de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, el cine japonés se encargaba de reflejar a base de producciones más o menos acertadas, el miedo e indignación de la sociedad japonesa hacia este tipo de armamento. Unos títulos claramente desesperanzadores pero siempre con mensaje moralista, después de que los americanos crearan y probaran la 750 veces más potente que las utilizadas en 1945, bomba de hidrógeno.

Uno de estos títulos fue Godzilla (Gojira, 1954), la primera de una irregular larga serie de películas del subgénero de monstruos Kaiju eiga, dirigida por uno de los grandes, Ishiro Honda. La película estaba inspirada en clásicos del fantástico como King Kong (1933), que tenían mucha tirada por aquellos tiempos en los EEUU, y es por eso que la productora Toho Film apostó por este proyecto tan innovador para ellos. El encargado de capitanearlo, tal y como he dicho, sería Ishiro Honda, un excombatiente de la 2aGM que vivió los horrores de la guerra en primera persona, hecho siempre palpable en su filmografía. A pesar del riesgo del proyecto, se logró un drama absorbente, distinguible no sólo por la habilidad del director japonés al tratar el tema de "la bomba" desde un punto de vista fantástico, sino también por ser capaz de crear escenas totalmente humanistas, gracias a una potente carga dramática fruto del reflejo de ese miedo y pesimismo que se desprende en cada situación de la película; incluso en los créditos iniciales, con una desesperanzadora música (con los gritos incluidos de Godzilla emulando el temor a la bomba de hidrógeno) creada por el maestro Akira Ifukube. Sin embargo, este punto no siempre juega a favor del filme, en ocasiones parece que la película esté más preocupada en mostrar un tono pedagógico y moral más que en una monster-movie en sí, tal y como se puede apreciar en el monólogo final del personaje interpretado por Takashi Shimura, y posiblemente a los más fieles seguidores del fantastique pueda disgustar. Sin olvidar la potente carga de referencias históricas en el guión, como las metáforas del barco pesquero "Dragón de la suerte N º 5", (afectado realmente por la nube radiactiva que creó la bomba de hidrógeno) o la misma bomba de hidrógeno.

Tampoco podemos olvidar de uno de los puntos más destacables del filme como son los efectos especiales característicos del Kaiju eiga, llevados a cabo por el Ray Harryhausen japonés (aunque de diferente metodología) Eiji Tsuburaya. Si bien es cierto que la persona disfrazada de Godzilla y las maquetas de las ciudades restan credibilidad hoy en día, la verdad es que están allí, la magia de la época es totalmente palpable, y no como el futuro remake americano de Roland Emmerich. Ese dinosaurio de chicle digital moldeable en ningún momento es capaz de crear épica, y demuestra las intenciones de unos productores únicamente interesados en atraer a un público adolescente adicto a la pixelación y con un estómago conformista. Tsuburaya logró dotar a un filme de fantasía una metáfora al temor de la época, con espectaculares maquetas y sin el obsoletismo que hubiera significado el stop motion hoy en día. Y que casi 60 años después, un monstruo llamado Godzilla sigue significando el estandarte de un sentimiento de temor y rechazo social, producto de la vergonzosa actuación humana occidental frente al armamento nuclear de la época.


Comentarios

  1. Me encantan estas pelis, por cutres que se vean =)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que viendo las nuevas versiones que se han ido haciendo los últimos años, ni si quiera Hollywood y sus millones, ni tampoco la ilusión que pusieron los responsables de "Shin Godzilla", han conseguido la fuerza del mensaje de la original. Pero es que ni quiera las cotas de violencia y de acción... "Godzilla, Japón bajo el terror del monstruo" no es redonda, pero sí la que va más de cara con sus intenciones hacia el público.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario