Cultura Mainstream (libro) - Frédéric Martel



MARTEL, Frédéric, Cultura Mainstream, Taurus, 2011, 453 pág.

NOTA: 8.5
















"Mainstream" por encima de todo es una herramienta para hacer abrir los ojos al lector, una herramienta para hacerle entender que lo que ve en la televisión, cine, o escucha a nivel musical, -entre otros aspectos relacionados con cultura- más que arte es un negocio.

Fácilmente nos podemos emocionar y creer unos valores que nos transmiten las empresas que hay detrás de todos esos productos culturales, como Disney por ejemplo, que se preocupa por transmitir unos valores familiares y educativos de tendencia claramente tradicional y conservadora, pero que tampoco le importa encontrar el beneficio en películas llenas de sexo y violencia, simplemente debe crear una empresa aparte, como Miramax (las películas de Tarantino, por ejemplo). Es sólo uno de los muchos ejemplos que plantea el libro. De hecho, este libro habla del mercado de masas, del volumen de ventas que mueven unos y otros, y sobre todo por qué las venden.




(Cualquiera diría que Disney está detrás, no? (Pulp Fiction))

La peculiar y polémica crítica cinematográfica Pauline Kael resume muy bien lo que necesita una película para ser mainstream, dice que el principal atractivo, visceral, es el "kiss kiss, bang bang", sólo hace falta una chica o una pistola para hacer una gran película. Por eso se muestra muy crítica con el cine de Jean-Luc Godard posterior a los 60, ya que le acusa de no hacerse entender con su público, torturándoles con historias ininteligibles.

(La polémica crítica cinematográfica Pauline Kael)

También este libro es fácilmente aplicable en estas fechas, con recientes entregas de premios académicos de cinematografía, como los Oscar o los Globos de Oro. Es tan fácil como mirar la cartelera, donde encontraremos títulos como La dama de hierro, una película claramente construida para que Meryl Streep se luzca y gane el premio a mejor actriz, y como muchos sabréis lo acabó ganando. Y eso por qué? En el libro se explica como una productora accede a producir una película, con qué motivos, y sobre todo con qué perspectivas. Digamos que tienen previamente una clara visión del futuro de la película, y lo mismo si entramos dentro de territorio musical. Esto ocurre, en parte, porqué el espectador se acaba convirtiendo sin querer en un objeto cultural, se le bombardea con quinielas cinematográficas y las industrias lo acaban aprovechando haciéndonos creer (me incluyo como espectador que soy) que lo que vemos es bueno cuando no tiene por qué. Por ejemplo -dentro del terreno musical- el Rock fue "alternativo" (por lo tanto para unas minorías “rebeldes” durante los años 50) y la industria lo aprovechó y lo hizo mainstream porqué le vio posibilidades comerciales; o lo mismo con la MTV en el tema videoclip tras el éxito del Thriller de Michael Jackson, o la posterior Madonna.

(Thriller, de Michale Jackson)

Són sólo algunos de los ejemplos que se explicarán a lo largo del libro, con la intención de hacernos entender que en la industria hay una batalla cultural globalizada para instalar unos valores, para imponer la cultura de masas, el mainstream. Y eso afecta a los valores que se transmiten, y que dependiendo del país o región donde quieran aterrizar pueden chocar con las tradiciones o religiones autóctonas, por eso normalmente se soluciona creando productos "dirigidos a ..." como son las "blaxploitation" (cine exploitation para negros) por ejemplo, otra estrategia.
También Martel habla de los lobbys, en concreto de la MPAA, el brazo político de Hollywood, otro ejemplo de que el cine no es tan práctico y artístico como aparenta. Además, también dentro del mismo terreno de la MPAA, se fija, a base de entrevistas a sus responsables, del impacto nocivo que está teniendo Internet en la industria.

Por tanto, lo que Martel nos quiere transmitir a líneas generales es que tanto una canción, como una película, son sólo el resultado final y empaquetado de una serie de estadísticas, procesos políticos y luchas empresariales -incluso nacionales- para conseguir el mayor número de beneficios. Y esto no hace más que acentuar tendencias o modas, el mainstream, y en general, lo que quiere Martel, es intentar desvirtualizar de valores creativos a productoras en que simplemente son eso, empresas.

subir imagenes




Comentarios