The Tall Man - Pascal Laugier, 2012


-TÍTULO: The Tall Man
-AÑO: 2012
-ESTRENO EN ESPAÑA: 31/10/2012
-PAÍS: Estados Unidos, Francia
-REPARTO: Jessica Biel, Jodelle Ferland, Stephen McHattie, Jakob Davies, William B. Davis, Samantha Ferris, Katherine Ramdeen, Kyle Harrison Breitkopf, Teach Grant, Alicia Gray, G. Michael Gray, Eve Harlow, John Mann, Jodi Sadowsky, Garwin Sanford
-DIRECTOR: Pascal Laugier
-PRODUCTORAS: Cold Rock Productions BC, Forecast Pictures, Iron Ocean Films, Minds Eye Entertainment, Radar Films, SND

NOTA: 6



Por fin ha llegado el debut americano de Pascal Laugier, el tipo que escandalizó a la sociedad con la violenta Martyrs, o al menos eso quisieron hacernos entender con esas ridículas campañas de marqueting de ambulancias delante de los cines por si alguien se desmayaba durante la proyección. Atrás queda todo eso, y por tanto lejos de aprovechar ese tirón publicitario por el uso de la violencia más gráfica, Laugier se ha renovado a si mismo con The Tall Man, una película de misterio cargada de simbolismo al más puro estilo Shyamalan -el de sus inicios-. Por eso creo interesante avisar al lector despistado que aún no haya visto la película que no está ante una película de terror tal como nos vende el trailer, ni siquiera ante otro de esos tantísimos dramas de terror que por desgracia abundan hoy en día, sino ante un aceptable -pero discreto- drama psicológico cargado de giros. Y es que de bien seguro que no es lo que esperaban todos aquellos fascinados con Martyrs que, perdonen que les diga, me parece bastante sobrevalorada -incluso el propio Laugier-, pero que con The Tall Man como mínimo éste ha conseguido una película correcta, entretenida, pero que no sobresale, y que el tiempo no la dejará en mejor lugar que de “producto de sobremesa”.

Y eso que inicialmente consigue agarrar al espectador con un misterio que promete ofrecer “algo” tipo Boogeyman pero bien hecho, advirtiendo al espectador que cada año en los EEUU 1.000 niños desaparecen cada día sin dejar rastro, y que de esos 1.000 la mayoría son encontrados en unos días, pero los otros nunca. La película apunta al misterio de El hombre alto, una especie de leyenda-miedo popular que circula entre los habitantes de Cold Rock, un desolador pueblo que está muerto, sin trabajo para los adultos, sin las minas que siempre les dieron trabajo, y por tanto sin dinero, pero algo peor destruye el pueblo ya que ese hombre alto se lleva a los niños, sus hijos, haciéndoles desaparecer uno a uno. Y esta situación crítica que vive Cold Rock no hace más que potenciar una sensación agridulce a las familias cuando desaparece el hijo de otro, una actitud egoísta y cobarde de afrontar el problema.

Ante esta situación misteriosa, junto a la decadencia de un pueblo que si no está muerto ya poco le queda, Laugier no en vano se ha fijado en la figura del niño como víctima. The Tall Man es una película que en su tramo final hará entender al espectador la importancia que tienen los más jóvenes en la sociedad de hoy, ya que ellos son el futuro, igual que lo fuimos nosotros siendo ahora el presente. Y no sería descabellado comparar este sufrimiento o, mejor dicho, “sin futuro” que les espera a estos niños en un pueblo muerto como es Cold Rock a lo que les ocurrirá a los niños de hoy en día en su futuro por culpa de la actual situación de crisis. Es decir, da la sensación que Pascal Laugier ha bebido de la crisis, en especial con la “generación perdida” actual. De todos modos esto no es más que un detalle, simbolismo oculto -o no- que difícilmente pasará por alto a aquellos que quieran ver entre lineas, algo que no hace falta en The Tall Man. Y es que poca broma con el guión que se ha inventado Laugier! ya que más allá de esos simbolismos consigue un guión casi redondo, una correcta película de misterio que sabe jugar a distintos géneros cinematográficos como la intriga, alguna gotita de terror paranoico, el thriller y el drama, y con suculentos giros argumentales en que ahora crees que tal es el malo, luego es bueno, para finalizar la película dudando de quien es el malo de los dos, todo mezclado de un modo pulcro, algo que hay que reconocer que es complicado, aunque con alguna que otra incoherencia que evita que sea redondo el guión. Pero obviando esos detalles el resultado es un título sin duda entretenido, con gancho, cargado de tensión constantemente y de fácil digestión. Lo que si que es verdad es que The Tall Man podría conseguir un resultado más sobresaliente si en algunas escenas se hubiese optado por una dirección más vertical y no tan convencional, ni que fuera con algunas pinceladas de gamberrismo, o un montaje más ágil y contundente.

Por tanto Laugier ha escrito una película algo más que correcta pese a tener aspectos mejorables, tal como he indicado anteriormente, muy al estilo Shyamalan en sus inicios, llena de giros argumentales, pero que estos giros además de desvelar el argumento conseguirán revelar algo más que sin duda enriquece el guión: la psique humana en sí de unos personajes atormentados por el miedo, es decir, cómo reaccionamos ante los problemas. Y esto es algo que el personaje de Jessica Biel, Julia, se encargará de hacernos ver en una impresionante conversación final reveladora. Siguiendo con ella, el protagonismo recae en su papel, la ama absoluta del ritmo de la película, una actriz que dentro del género de terror despuntó e hizo las delicias al sector más teen con el innecesario remake de La matanza de Texas (Marcus Nispel, 2003), además de ir completando con los años un currículum lleno de cagadas y de películas sin interés. Y no me extraña, en The Tall Man demuestra que no es una buena actriz, ya que se le nota excesivamente rígida y poco expresiva, como si no se sintiera cómoda, y eso repercute, a mi modo de ver, gravemente en el resultado del filme al no creernos lo que está sintiendo. Porqué Julia no es un personaje fácil, pasa por muchas situaciones distintas durante la película que debería afrontarlas de modo distinto, lógicamente, algo que no pasa.

En resumen, una película con más pros que contras, que sin duda decepcionará a todo aquel que quiera seguir la estela que ha dejado Martyrs en estos años ya que de la película francesa no encontrará absolutamente nada en The Tall Man, siendo ésta una película dramática con pinceladas de otros géneros. Además, ofrecerá al espectador la posibilidad de cuestionarse si el fin justifica el medio, en una película con tensión y entretenimiento constante pero ausenta totalmente de violencia y gore, aunque con una puesta en escena bastante buena, con mucha decadencia gracias en parte a una buena fotografía palidecida que refleja esa sensación. Pero poco más que la corrección, personalmente me esperaba más de lo nuevo de Laugier, quizás me esperaba una película algo -insisto- algo más punk, y ojo, ni mucho menos quiero referirme a “molestar” como hizo con Martyrs, sino que pese a no salirse de los márgenes permitidos desde producción, quizás hubiese sido más interesante algo más sugerido, algún tipo de violencia sugerida, sin mostrar, y que El hombre alto tuviera un mayor protagonismo en The Tall Man, y si, esto es una especie de sarcasmo.

Comentarios

  1. Tengo ganas de verla.
    La verdad es que Martyrs no me fascinó en su día, así que no tengo el listón lo que se dice alto =P

    ResponderEliminar

Publicar un comentario