jueves, 1 de noviembre de 2012

World Record Guinness de gente disfrazada de Dragon Ball en Barcelona

Ferran Ballesta


Si, la especial presente edición del Salón del Manga de Barcelona ha conseguido lo que nadie antes había logrado, que es batir el World Record Guinness de gente reunida disfrazada de personajes de la serie manga Dragon Ball. Un récord que se ha conseguido al reunir hasta 307 personas, posiblemente algo menos de lo esperado pero no por ello despreciable. Vayamos por partes.

Que esta edición del Salón está marcada por Dragon Ball es una obviedad, y es que cumplir 20 años del aterrizaje de la serie más mágica que ha vivido -y vive- nuestra gente no es algo que se pueda ignorar, ni de lejos. Ya son hasta dos generaciones los que han crecido viendo las aventuras de Goku y sus amigos, padres que han hecho descubrir a sus hijos toda esa fantasía de las bolas de dragón, de sus valores, de su magia, de todo aquello que marcó a toda una generación justo hace 20 años gracias a Planeta DeAgostini con su publicación en cómic. Y hoy debemos darle las gracias a TV3, ya que gracias a ella todos los jóvenes -y no tan jóvenes- podemos seguir disfrutando de la serie anime en televisión, consiguiendo recoger a diario unas excelentes cotas de share en horario de Prime Time, entre un 3-4% en Catalunya, demostrando así que Dragon Ball sigue vivo y coleando en nuestras vidas pese a cumplir ya 20 años. Y entre los muchos actos que podremos disfrutar en el Salón con este fantástico homenaje, había uno de muy importante que nos podría lanzar en la actualidad a nivel mundial, que era conseguir batir el WRG de gente reunida disfrazada de personajes de Dragon Ball, algo que nos merecemos por nuestra fidelidad a la obra de Toriyama. La marca a superar estaba establecida en Madrid, que si no tengo mal entendido el año pasado consiguió reunir hasta 250 personas, aunque lo cierto es que algunos “narutos” -por decir algún ejemplo- se colaron a la suma.

Personalmente me esperaba más afluencia de disfrazados, no lo negaré. Eran las 12:00 de la mañana, 1h antes del momento en que los señores del WRG empezarían a contar al personal, y la gente disfrazada estaba lejos de ser la marabunta de aficionados a la obra de Toriyama que quizás imaginaba, pese a que poco a poco iba llegando gente disfrazada. Los había de todo tipo, des de personas más jóvenes -y cuando digo “jóvenes” me refiero a niños de apenas 2-3 años- hasta padres de familia con alguna que otra cana. Incluso de variedad de personajes! Madre mía la cantidad de personajes que han desfilado, des de los populares Goku, Krillin y compañía hasta otros más secundarios como Pan, Videl, Nappa o Lunch, unos disfraces más trabajados que otros pero de bien seguro todos compartiendo la misma pasión.

Mientras todo ese abundante repertorio de personajes esperaba el momento clave, los dobladores de Bola de Drac Marc Zanni y Joan Sanz (Goku y Vegeta), animaban a los disfrazados y a los curiosos espectadores des de un escenario, ofreciendo algunos gags de la serie, como los ya habituales en nuestra lengua catalana insultos de Vegeta (“Baliga-Balaga”, “ets un nyicris!”, o “els estobem y llestos”), o las ya tradicionales coreografías del Kame-Hame-Ha, Final Flag y demás ataques de los personajes de la serie, que hacían interactuar y divertir a la vez al público mientras esperaban a que llegara la hora clave.



Y llegaron las esperadas 13:00 horas, el momento en que los señores del Guinness empezarían a contar a la gente. Seamos sinceros, había menos disfrazados de lo que se esperaba, y esa era una idea que se podía palpar en el ambiente, notándose cierta inquietud por parte de los curiosos por si se conseguiría finalmente batir el récord o no. Como digo, los nervios corrían cada vez que algún despistado llegaba muy justo y no sabía por donde tenía que ir, y la gente, muy amablemente, les orientaban cómo tenían que agruparse al resto, junto a avisos de que espabilaran. Fueron unos 10 minutos de espera y de cierto nerviosismo, el silencio cada vez más tomaba protagonismo, hasta que se supo la noticia: se ha conseguido batir el récord con 307 personas disfrazadas! Una cifra que en el fondo no es nada despreciable.

Pese a notarse cierta decepción entre los asistentes sin duda la alegría estalló, daba igual la cantidad de gente, aquello era una fiesta, era toda una declaración de amor por parte de aficionados y sobretodo de los disfrazados, que vieron como nuestra ciudad, una vez más, estaría dentro de ese famoso libro de los récords mundiales. Y lo mejor de todo, con un récord que une hasta dos generaciones de aficionados a lo que es, sin duda, la serie de nuestras vidas. Hasta siempre Bola de Drac!


2 comentarios:

  1. Fue un lujazo. La verdad es que todo lo que va ligado con el mundo cosplay hay gente que se lo curra un montón!

    ResponderEliminar