Valhalla Rising - Nicolas Winding Refn, 2009


-DIRECTOR: Nicolas Winding Refn
-GUIÓN: Nicolas Winding Refn, Roy Jacobsen
-AÑO: 2009
-REPARTO: Alexander Morton, Callum Mitchell, Ewan Stewart, Gary Lewis, Jamie Sives, Mads Mikkelsen
-PRODUCTOR: Bo Ehrhardt, Henrik Danstrup, Johnny Andersen
-MÚSICA: Peter Kyed, Peterpeter
-FOTOGRAFIA: Morten Søborg
-MONTAJE: Mat Newman

NOTA: 5


Desconcertado, frío, quizás decepcionado, pero sabía que algo había en Valhalla Rising que no sabía descifrar y que ronroneaba dentro de mi intentando reivindicarse. Encriptado debía estar ese elemento, demasiado, y es que Valhalla Rising es una película que nada tiene que ver con la publicidad a base de trailers y sinopsis que la avalan como una mezcla de Los Vikingos + Gladiator + violencia. No. Y ese es posiblemente el principal problema de la película al crear unas expectativas demasiado diferentes a lo que ofrece verdaderamente, y que de bien seguro va a decepcionar a aquellos que la miren a media tarde mientras van digiriendo la comida y el sueño apodere sus mentes.

Nicolas Winding Refn es el responsable de la película cuando aún no era mundialmente conocido con su obra maestra Drive. Antes de ello se dedicaba a realizar cine independiente, y en sí carnaza de festivales independientes, ganándose merecidamente un respeto por su considerable carrera de has 5-6 títulos antes de Drive. Reconozco que he descubierto su carrera por Drive, no engañaré a nadie, y Valhalla Rising es posiblemente la que más dudas me ha creado. La película se centra en un universo incomprensiblemente poco explotado en el cine como es el de los vikingos, una era envuelta de miedo y violencia en que la lucha por sobrevivir ante las adversidades llevaba hasta límites de crueldad, además de ser grandes exploradores y comerciantes como método para vivir. Es en este mundo escandinavo de frío y sangre que conoceremos a One-Eye, un esclavo obligado a pelear con otros esclavos para saciar los juegos de apuestas entre vikingos, hasta que consigue liberarse. Él es alguien frío, inexpresivo, calculador, alguien que no habla y que es pura violencia. Una vez libre se junta con un niño, y juntos se unirán a un grupo de personas que pretenden viajar a la reconquista de Tierra Santa, pero que acaban por llegar a un territorio peligroso y salvaje.

No me gustó, y creo que sigue sin gustarme. Quizás por el hecho que siempre he tenido un cierto recelo al cine hermético de personajes que su existencia consiste en cuestionarse cosas sobre su razón de ser, y Valhalla Rising echa los tiros por aquí. Así que nadie se espere otra Gladiator tal como apuntaba, que nadie espere que las palomitas le sienten bien, porqué no, ésta es una película de músculo independiente, fría, incluso muda, seca, y casi sin argumento. Y esto parecía una buena señal, la señal de que Winding Refn ha dirigido una película que sabe plasmar a la perfección un universo sin vida, inhumano y sádico, perfectamente reforzado con su protagonista One-Eye: un excelente Mads Mikkelsen que posiblemente será recordado por ser el villano de Casino Royale, y que cumple a la perfección. Pero no convence.


La película empieza con una frase: “Al principio solo había hombre y naturaleza”, y lo cierto es que cumple. El problema es que Valhalla Rising es una película muerta, vacía, sin justificar su hermetismo. Es una película seca, de violencia sin más, sin tesis, y de personajes vacíos. Y es que no hay por donde cogerla, así de simple, que nadie se esfuerce en encontrar mensajes subliminales, una moral, un simple “leer” algo, por qué no es posible, estamos ante una película rayante y repetitiva que no consigue conectar en ningún momento con el espectador pese al buen hacer de One-Eye. Y es que las intenciones del director están en intentar plantear la película en una especie de 3a persona, distante para que el espectador pueda sentir lo qué se vive en ese universo de lucha y violencia a base de un abuso constante de planos generales ligado a la notable falta de diálogos. Por tanto, lejos de otra Braveheart, Valhalla Rising es un ejercicio de sensaciones y disfrute de escenas de acción bellamente rodadas y de paisajes de ensueño escandinavos, y poco más. También podemos destacar el etalonaje que tan buen resultado dota a la película, al desarrollar una dualidad entre el rojo de One-Eye ligado a la sangre y la ira, y a los colores azulados que personalizan paisajes y seres incapaces de llegar al ímpetu y fogosidad del protagonista.


Por tanto, técnicamente impecable por una dirección de lujo, y también artísticamente con esos combates de alta crueldad, y sobretodo One-Eye, pero falla en su desarrollo, en las intenciones de Winding Refn al crear una película de sensaciones en vez de plantear un problema, una cuestión. Una película que deja helado, 0 comercial, seca, muda, quizás absurda, y si al principio “solo había hombres y naturaleza” quizás deberíamos cuestionar si eso es suficiente para hacer una película, por qué al menos yo le pido más carne al asador, o bien que se planteen correctamente las dudas morales de los personajes en relación al tipo de vida salvaje al que deben vivir como es la de los vikingos. Sea como sea, Valhalla Rising se queda en tierra de nadie, sin saber qué contar.


LO MEJOR: One-Eye, quizás el personaje más desgarrador que ha interpretado Mads Mikkelsen. También la dirección de Winding Refn, que demuestra que  es alguien  que tiene ideas y que desea transfredir.

LO PEOR: Que no sabe exactamente qué contar, a qué tesis llegar. Es una película vacía y de situaciones redundantes.


Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario