¿Maquiavélico? 500 años de "El Príncipe"




Maquiavelo se asocia con el astucia, la diplomacia, en adelantarse a los acontecimientos, y siempre caer derecho. Era alguien que luchaba más para conservar el poder que a luchar por él. Por tanto, el concepto "maquiavélico" no va ligado a una mala persona, sino más bien a alguien que hace todos los esfuerzos para mantenerse en el poder y así llegar a la conclusión de que el fin justifica los medios. "A veces hay que saber entrar en el mal", decía Maquiavelo, dejando entrever que alguien maquiavélico tiene un punto de malicia. Pero no cualquier fin justifica el medio, depende del medio, y el medio no puede ser la fuerza bruta, el medio no puede ser sembrar el odio a la gente, el medio no puede ser suscitar la animadversión de los súbditos contra los príncipes, ni la pelea de los súbditos entre ellos, ahora, a Maquiavelo no le importa reconocer que los medios que se asocian con la moral y con la religión, cuando convenga, no hay que respetarlos.

Era alguien que rechazaba las teorías idealistas propuestas por Platón y Aristóteles a pesar de pertenecer al Humanismo, y en cambio tenía como modelo a Cicerón: el buen político no es el que tiene buenas cualidades morales sino el que sabe llegar al poder. Él se declara partidario de la República, ya que dice que toda comunidad tiene 2 espíritus contrapuestos: el del pueblo y el de los grandes (que quieren gobernar el pueblo), y que están en constante conflicto. Por tanto, para él lo mejor es una república, ya que de esta manera se pueden contener los dos frentes justamente en la esfera pública.

Este año ya es el que hace 500 desde que se escribió El príncipe de Maquiavelo, la obra emblemática del principal actor de la antigua Florencia. La República de Florencia fue destrozada por los Tercios españoles en 1512, y ellos instauraron gobierno con los Medici. A Maquiavelo lo detuvieron en 1513 y estuvo a punto de ser llevado a la forca, entonces fue cuando se decidió a escribir "El príncipe".

Escribió este libro gracias a la larga experiencia que ha tenido con todo lo moderno, y una incesante con lo antiguo, y en este sentido es un libro bastante bien documentado porque mezcla la experiencia con el arte de la conquista, el arte de la política de un puñado de dirigentes desde reyes a nobles de todos los tiempos, y exponer cuáles fueron los medios que utilizaron y sus finalidades, y por tanto las consecuencias que se encontraron. Es una libro de unas escasas 70 páginas en que cada capítulo el lector podrá sacar una moraleja, que es "cuidado que si haces las cosas de esta manera te pasará como Hannibal y triunfarás, pero cuidado también que si las haces de esta otra no llegarás ". Por tanto, la maestra es la historia, y cada uno también es maestro de sí mismo a la hora de valorar en mayor o menor medida su mensaje para actuar con virtud contra la fortuna (azar, imprevisión, incluso la malicia los humanos, la ambición política, la avaricia,...), algo que no interesa demasiado a un político según Maquiavelo. Y esto lo recoge a partir de su experiencia como decía, ya que Maquiavelo lo largo de su vida hace un estudio empírico de la realidad política sin engaños o ilusiones, obteniendo una concepción pesimista de la naturaleza humana: el hombre se mueve por ambición, las pasiones y los deseos. Él aplica esta pasión humana al conocimiento y la historia para extraer sus conclusiones, pero curiosamente se trata de un personaje que conecta por encima de todo con su época (con los poderosos, los humanistas), y que por tanto vive muy aislado de la realidad que se respira fuera, como puede ser el viaje de Colon a las Américas, todo lo de Lutero y las rebeliones de la iglesia en el norte de Europa,... y de esta manera hay muchas cosas que se le escapan. Es decir, su mundo es un mundo muy italiano y él hace de diplomático al servicio de su señor (el Jefe de la República de Florencia después de la época de los Medici, y luego vendría la República laica por la que trabaja Maquiavelo), pero es eso, él no sale de su microcosmos político como es Florencia (aunque lo poderosa que llegó a ser).

Ideas que se exponen:
-Tiranos y príncipes: los distingue, ya que para él la idea del príncipe encarna el Estado, es el político del futuro: no depender del Papa, del poder eclesiástico, de la moral, no acomplejarse, respetar los evangelios pero si hay necesidad pasar de lado,... Por lo tanto, él habla de "príncipe nuevo", aunque realmente a Maquiavelo lo que le importa es el principatus (principado), el Estado, la política, más que la figura política del príncipe.
-Hay 3 maneras de conservar un Estado (por si alguien lo ataca): 1) Hay que destruirlo. 2) Instalarse en él. 3) Establecer un gobierno que vele por la conquista y les cobre un tributo. Por ejemplo lo que hicieron los romanos con Cartago y Numancia.

Esto demuestra que había aprendido de la historia, y plantea en su obra los principios básicos del Estado moderno: impuestos, ejército profesional de gente nacional al servicio de los políticos, las leyes, y la fuerza (si es necesario) para aplicarlas. Para él la cohesión del Estado es muy importante, la armonía, sin clases sociales enfrentadas, también defendiendo la ley, la diplomacia,... todo esto son las bases del Estado moderno del que en menor o mayor medida aún vivimos.

Él entiende que todo príncipe debe tener virtud y fortuna para subir al poder: virtud al tomar buenas decisiones y fortuna al tratar un territorio y encontrarse con una situación (que no fue provocada por él mismo) que le ayude o beneficie a conquistar. Aquel príncipe que obtenga el poder mediante el crimen y el maltrato, siendo este vil y déspota, debe entender que una vez subido al poder tiene que cambiar esta actitud hacia el pueblo. Dando libertad al pueblo, para ganarse el favor del mismo, ya que al fin y al cabo estos serán los que decidan su futuro.

Maquiavelo decía: "debes ser temido, pero nunca odiado, y si puede ser, más temido que amado". También dice que para afianzarse en el poder el príncipe debe borrar la línea sucesoria de aquellos que los gobernaba. Esto lo aprendió de los Medici, ya que vivió todas las sucesiones que tuvieron, e incluso sufre la tortura, porque los Medici cuando han sido apartados del poder se pensaron que Maquiavelo ha tenido algo que ver, y lo acusan y lo torturan, hasta ir posteriormente a la cárcel. Fue a partir de aquí que decide escribir El príncipe. Pero acaba re-entrando en política con los nuevos Medici, reconciliándose con ellos, pero este reingreso le dura poco y entonces se dedica a escribir.

El libro explica también que hay 2 maneras de gobernar: con leyes tal y como hacen los humanos, o con la fuerza tal y como hacen los animales. Por ello argumenta muchas veces que en ocasiones tenemos que recurrir al instinto animal, y él hacía un paralelismo entre el león y el zorro, diciendo que el hombre debe ser un león disfrazado de zorro. La virtud es la ley y la fuerza. El político debe ser alguien que se sienta cómodo y orgulloso con el poder, pero que trabaje por él, y eso no es fácil ya que el príncipe nuevo debe utilizar la astucia y no la fuerza bruta sin cabeza. Dos personajes históricos que admiraban a Maquiavelo fueron Napoleón y Mussolini.

"El príncipe" no fue un documento para ser publicado, era privado, ya que sino la iglesia lo condenaría, y lo destinó a Lorenzo de Medici. Sin embargo era un libro que terminó distribuyéndose por ciertas élites y personas, y no fue hasta su muerte que se publicó, haciendo gala de su actitud maquiaveliana.

Tesis de "El príncipe": "hacemos una doctrina de carácter descriptivo y no normativo".

Comentarios