Vengeance - Johnnie To, 2009


-DIRECTOR: Johnnie To
-GUIÓN: Wai Ka Fai
-AÑO: 2009
-PAÍS: Honk Kong
-PRODUCTORA: Milkyway Image
-REPARTO: Johnny Hallyday, Anthony Wong Chau-Sang, Lam Suet, Lam Ka Tung, Simon Yam,Sylvie Testud, Siu-Fai Cheung, Felix Wong, Ting Yip Ng, Maggie Siu, Vincent Sze,Michelle Ye

NOTA: 6




Que Johnnie To es uno de los directores que divide más a los críticos de cine es cierto, acusado de falta de ideas y de repetitivo, no siempre se le reconoce como lo que es: uno de los reyes del thriller actual. Y es que, para que tiene que cambiar si algo se le da bien? Vengeance es otro ejemplo de división total. Si recordamos, en el pasado festival de Cannes 2009 fracasó, considerando Venegeance como uno de los trabajos más flojos del director, y sin ir mal encaminados lo cierto es que dista mucho de ser una mala película. En todo caso, Johnnie To se ha convertido en uno de los directores de cine hongkonés con más reputación internacional.

Aquí no hay ni las maravillosas escenas de acción de Fulltime Killer, ni la inteligencia y humor de Running out of time, ni la acción desenfrenada de Breaking News, o la siempre deseada actuación de Andy Law; pero hay un conjunto de todo -la actuación de Johnny Hallyday sorprenderá a más de un nostálgico-, que juntamente con un look superficial y palomitero aparece Vengeance. El argumento trata de un hombre que viaja a Hong Kong para vengar la muerte de su hija y el resto de su familia a manos de unos gángsters. Allí contratará a unos sicarios para que le ayuden, en un país desconocido por él y en donde deberá enfrentarse a otro reto: la lucha contra su progresiva pérdida de memoria provocada por una bala alojada en su cabeza.

Escrita por Wai Ka Fai, codirector en diferentes películas de Johnnie To como la interesante e inteligente Mad Detective, o la mencionada Fulltime Killer, se nota la gran influencia de El justiciero de la ciudad, aquella película con el tándem Winner-Bronson que trataba de algo similar como era de un hombre que le matan la mujer y violan su hija y se quiere vengar…, incluso el cantante/actor Johnny Hallyday tiene un sorprendente parecido físico con Charles Bronson más allá de no saber ambos gesticular 2 músculos de la cara, y me refiero a que su expresividad es la misma, la de un hombre mayor, duro, serio y sin miedo. Pero como comento no actuará solo, contratará tres sicarios pintorescos que acabarán por desatar una sólida relación de amistad y solidaridad entre ellos, con un espontaneo código de honor y lealtad multicultural cercano a lo que vimos en la película de Takeshi Kitano Brother, donde el respeto acabará pasando por encima del negocio que les une. Incluso su anterior película Sparrow tiene un par de guiños en Vengeance hacia el final de la película.

Como he dicho antes, en Vengeance no hay las escenas de acción de Fulltime Killer, que es todo un ejercicio de paladar para saborear esas maravillosas escenas de acción, como si de una actualización del cine de Peckinpah fuera. En este caso son más sencillas, se sigue usando la cámara lenta en las escenas de violencia, incluso en el primer tiroteo se aprovechan genialmente las sombras, pero pese a ser bastante buenas no brillan de originalidad ni espectacularidad como en otros trabajos suyos. Eso si, To nos regala una película con mucha pólvora, demostrando una vez más que par él, la forma es mucho más importante que el fondo.

El guión es por donde vendrán las críticas -como siempre-, de repetitivo, y en este caso lo vuelve a ser. Personalmente peca de ser demasiado lineal, pero lo compensa la magnífica dirección de Johnnie To, que convierte lo simple en algo técnicamente muy bueno y espectacular.

En resumen, que a quien le guste el cine de Johnnie To disfrutará como un crío en una película de acción algo más oscura de lo habitual en el director hongokonés y sin excesivas pretensiones, con mucha pólvora y violencia, con toques puntuales de humor y con una buena reflexión sobre la lealtad.


LO MEJOR: La relación de amistad que se va tejiendo entre el protagonista y los sicarios, llena de momentos simpáticos. Sin olvidar el talento que tiene Johnnie To para dirigir escenas de acción.

LO PEOR: Es una película que hemos visto mil veces.


Comentarios