jueves, 18 de julio de 2013

Afterparty - Miguel Larraya, 2013




TÍTULO ORIGINAL: Afterparty (AKA After Party)
DIRECTOR: Miguel Larraya
GUIÓN: Miguel Larraya, Fernando Sancristóbal Zurita
MÚSICA: Lucas Vidal
AÑO: 2013
DURACIÓN: 76 min.
PAÍS: Estado Español
FOTOGRAFÍA: Pablo Rosso
REPARTO: Luis Fernández, Úrsula Corberó, Alicia Sanz, Ana Caldas, Andrea Dueso, Rocío León, Juan Blanco, David Seijo
PRODUCTORA: Telespan 2000 / Telecinco Cinema

NOTA: 2






Que tal Afterparty? Pues fdhfjvndjrhvgfmdikshbrijcdnskfhvndjthensnfcurnd y también fjhfjdjshfufjndjhsudbnvy jtbvyvbeksew.

Bien, si aún no te ha quedado clara mi opinión, puedo ser un poco más expresivo con tal de posicionar más concretamente lo que opino acerca de esta mediocridad totalmente despreciable.

La sección de Telecinco, Telecinco Cinema, junto con Telespan 2000, ha producido Afterparty, un título que aplega estrellas de televisión con acné a la cara bajo la capitanía de un director que debuta al largo tras dos cortometrajes, como es Miguel Larraya. Entre ellos conoceremos al personaje protagonista que interpreta el xulito de Luis Fernández, a Martín, un actor muy admirado por el público femenino más teen al trabajar en la serie televisiva de terror del momento llamada Campamento Sangriento, y que además aplega a un buen puñado de estrellas adolescentes. Posteriormente a una jornada de trabajo, diferentes actores montan una fiesta privada en una gran mansión, con mucho alcohol, droga, música, y guarrillas que se rebajan con tal de conseguir un papel en la serie, es decir, lo normal en el mundo “que no se ve” de la televisión -y cine-. Pero después de la fiesta, Martín se dará cuenta que se ha quedado encerrado en la casa junto con otros invitados, pero no estarán solos, allí dentro se encontrará con un asesino que empezará a matarles uno a uno...


Hasta aquí incluso parece interesante el planteamiento de mezclar el cine de terror con la metatelevisión y hormonas al más puro estilo Scream. Quizás imaginé un slasher que prometía intriga, sustos, sangre, sonrisas, crítica, sexo y giros a cada lado, pero no, Afterparty es un bodrio sin interés, tonto y cutre más cerca de una parodia de serie Z que a ofrecer una película de trabajado guión. Y es triste, porqué con todo lo que ha ganado Telecinco gracias a su telebasura, los billetes en vez de usarlos para limpiarse el culo bien podrían emplearlos a limpiar su imagen con películas mucho más trabajadas y de rigor. Afterparty no deja de ser una extensión de la filosofía Berlusconi de televisión, teniendo como idea principal que las tetas de X actriz venden, que el culito de Luis Fernández también vende, el cameo de alguna actriz conocida supongo que también, y ver el mundo de la televisión des de dentro siempre es atractivo. De ese modo se puede acontentar a niñas adolescentes con el chocho húmedo al ver a X actor fibrado, chavales que al ver dos tetas ya se pajean, y un poco de marujeo para captar el público general menos exigente adicto a ese modelo de televisión. Pero, y si le quitamos todo eso, que queda? Afterparty es vacía, más centrada en lucir que a explicar, y a los que la parte de “lucir” nos la trae floja, acaba dejando en bragas lo que es la película en sí: diálogos de xat, giros insultantes a la inteligencia humana, actuaciones florero, fallos de raccord a cada esquina, previsible a rabiar, asesinatos de risa copiados de Scream, dirección amateur, y en sí una película que no tiene lugar ni en el fondo del váter. La XP3D de este año -Luis Fernández y Úrsula Corberó repiten-, pero la diferencia es que aquella incluso tenía su gracia, su gore, Amaia Salamanca, y que fue rodada cerca de Barcelona (mi ciudad)... y que generoso soy joder! Eso si, como mínimo Afterparty pide perdón con sus cortos 75 minutos a todos aquellos que tenemos cierto paladar, pero que de bien seguro dejará con ganas de más a todos aquellos menos exigentes y adictos a la telebasura.


LO MEJOR: Un homenaje a Scream y a todo el terror slasher de los años 90.

LO PEOR: El tufo a Telecinco y todo lo que conlleva el universo Mediaset. Con ésto ya me entendéis.


Trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada