lunes, 1 de julio de 2013

Blitz - Elliott Lester, 2011



DIRECTOR: Elliott Lester
GUIÓN: Nathan Parker (Novela: Ken Bruen)
AÑO: 2011
PAÍS: Reino Unido
PRODUCTORA: Blitz Films / Lionsgate
REPARTO: Jason Statham, Paddy Considine, Aidan Guillen, Zawe Ashton, David Morrissey,Richard Riddel.

NOTA: 4













El cine policíaco y de acción siempre ha proporcionado un catálogo de personajes más o menos carismáticos, y que como mínimo han dejado su huella a no ser que entremos en territorio exploit. Blitz no es una excepción, y esta vez el actor británico Jason Statham vuelve a interpretar a un policía que está por encima de la ley, como si del nuevo "Harry el sucio" se tratara, alguien que tras despertarse en plena resaca sale a hacer justicia por la calle con un stick de hockey. Estos son sus modales, el del ojo por ojo, pero que los amantes de la pólvora y la violencia -y en concreto de Statham- no se hagan demasiadas ilusiones, Blitz no es la película que marcará un punto de inflexión en la carrera del actor, ni mucho menos.

La película está basada en una novela del irlandés Ken Bruen, la cuarta de una serie de novelas policíacas donde se narran historias de Roberts y Brant, y que solamente las dos primeras están publicadas en España (El gran arresto y El Alien a cargo de Ediciones Pàmies). La historia de este cuarto libro de homónimo título con la película, narra el proceso de captura por parte del inspector jefe Roberts (Mark Rylance) y el sargento Brant (Jason Statham) de un asesino en serie de policías. Brant es duro, inflexible y políticamente incorrecto, y será él el encargado de detener a un psicópata que a cada asesinato que comete más famoso se hace.

El director Elliott Lester ofrece un título descafeinado, con muy poca acción, repetitivos chistes que terminan por perder la gracia, y en general una película que si bien podría ser perfectamente carne de videoclub ni Jason Statham salva de la miseria que rodea este filme. Porque Blitz sin Statham no sería nada del otro mundo, sólo él solo es capaz de aportar el toque de atención suficiente para que el espectador habitual multisala se anime a ver la película, deseando ver ese nuevo descendiente -que dicen que es- de Bruce Willis. Él interpreta a Brant, una persona que habla poco, y que sólo lo hace si tiene que decir algo, como preguntar si le pueden hacer el trabajo informático porqué él no la sabe hacer. Un hecho que dice mucho de un personaje que por lógica, debería dominar a la perfección este ámbito, dejando en evidencia que él lo que sabe hacer realmente es hacer de policía, pero de un policía fuera de la ley, que con placa o sin, sus puños y falta de modales identifican su persona cargada de arrogancia.

Los defectos de Blitz se centran en un argumento mal construido, lleno de tópicos a rabiar, una chica florero para vender mejor el producto a las distribuidoras, además de estar cargado de elementos intransigentes que acabarán por asustar a un espectador alarmado al ver que nada luce como debería. En cuanto al actor Statham él está sumamente serio y firme con su estilo, y que termina elaborando brillo a cada punto que toca del guión con esa especie de elegancia gamberra habitual a lo John McClane. El problema es que Statham tiene sobrepeso, y Blitz termina siendo tan convencional y pobre como cualquier título de sábado por la tarde.


LO MEJOR: Jason Statham y su arrogancia.

LO PEOR:  Que es floja en conjunto, y en sí  se trata de uno de los títulos más pobres y convencionales de la carrera del actor británico.


Trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada