jueves, 12 de septiembre de 2013

Battle of the Damned - Christopher Hatton, 2013



DIRECTOR: Christopher Hatton
GUIÓN: Christopher Hatton
AÑO: 2013
DURACIÓN: 84 min.
PAÍS: Singapur
MÚSICA: Joe Ng, Ting Si Hao
FOTOGRAFÍA: Roger Chingirian
REPARTO: Dolph Lundgren, Matt Doran, Esteban Cueto, David Field, Lydia Look, Jen Sung,Melanie Zanetti, Jeff Pruitt, Broadus Mattison, Kerry Wong, Oda Maria
PRODUCTORA: Coproducción EEUU-Singapur; Boku Films / Compound B

NOTA: 5







Dolph Lundgren + infectados + robots + cuarentena = Battle of the Damned. "Ohhh" dirán des del sector más friki del público, y “Ohhh” también decía yo antes de verla... Pues quizás yo formo parte de ese público que al saber que se rodaba la primera incursión en el género de terror de uno de los míticos actores del cine de acción las hormonas se me dispararon, y aunque no me saliera acné sí que reconozco que esperaba como un auténtico crío Battle of the Damned. Y ya la he visto, y ahora debo decir “ohh...”, menudo mierdón se ha escrito en el currículum Dolph Lundgren, aunque entre toda la basura que posee cabe decir que al menos ésta ha sido original y ha regalado al sector un título festivalero y sin pretensiones sin ir más allá de ser un dudoso divertimento.

La película, aunque el guión sea prácticamente inexistente, cuenta como en un futuro próximo el sudeste asiático se convierte en el refugio de las empresas de biotecnología que querían evadir las leyes, hasta que un virus se propagó por una zona urbana y la gente empezó a infectarse y a desarrollar una actitud rabiosa y agresiva. Esa zona urbana al ver la situación apocalíptica que se ha creado decide encerrar a toda la ciudad en una cuarentena, dejando encerrados a rabiosos y a los pocos supervivientes sanos que quedan, entre ellos un grupo de militares encabezados por Max Gatling (Lundgren) que tienen una misión concreta.

Dirigida por Christopher Hatton (Robotropolis), la película es una humilde propuesta que llega desde la exótica Singapur y que tal como decía no tiene ningún tipo de proposición más que el divertimento. No tiene más, Battle of the Damned apenas muestra unos cuantos infectados poniendo al límite a Lundgren, y que con una agilidad que ya no es la de Rocky 4 acaba con todos ellos sin despeinarse. Y por si fuera poco, Hatton, que también escribe el guión, decide ponérselo aún más difícil a nuestro héroe con un grupo de robots asesinos que nunca sabremos del todo si son aliados o no. Poco más tiene la película. Pero, necesita más? La respuesta es “no”. Me da igual que la película tenga unos baches argumentales colosales, que Lundgreen sea un actor muy limitado, que no sea novedosa o que no tenga demasiado gore para lo que debería tener. El problema de Battle of the Damned es que está hecha sin gracia, sin las pinceladas de humor negro que tan bien le van a éste tipo de películas para conseguir no tomarnoslas en serio, sin olvidar que se hecha en falta mucho más gamberrismo, y así conseguir deshacer ese tono constante tan serio que tan poco ayuda a digerir mejor una película mala. Podría ser una "buena mala" película, pero se queda en simplemente “mala”.



Lanzada directamente al mercado del DVD, en Battle of the Damned el espectador encontrará un título de serie B curioso -por la mezcla de robots y zombis- pero para nada novedoso. Es una película con sus defectos y sus factibles mejoras, pero al fin y al cabo cumple su principal propósito que es el de entretener con sus clichés, momentos de violencia y sus breves momentos gore, también de acción con puñetazos por aquí y patadas por allá, y siempre con un Lundgren más chulo que un 8 y que acapara el 90% de los planos. Pero al finalizar los créditos el espectador rápidamente se olvidará de la película para siempre. Cortita, directa al grano, entretenida, con buenos FX, y aunque se deje ver sin duda es una tremenda decepción.


LO MEJOR:  Dolph Lundgren sabe aportar carisma a la película y en sí dar motivos a los espectadores para verla. También merece ser rescatada la escena en que, esposado en una farola, Dolph combate a los infectados solo con sus patadas, algo que resulta épico.

LO PEOR: La historia no vale ni para limpiarse después de ir al baño, o sencillamente es que ni tan solo existe.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada