Red Eye (El tren del Horror) - Kim Dong-bin, 2005



-DIRECTOR: Kim Dong-bin
-GUIÓN: Kim Dong-bin
-TÍTULO ORIGINAL: Redeu-ai (Red Eye)
-AÑO: 2005
-DURACIÓN: 96 min.
-PAÍS: Corea del Sur
-FOTOGRAFÍA: Hee-Seong Byeon
-REPARTO: Shin-yeong Jang, Ji-min Kwak, Dong-kyu Lee, Hye-na Kim, Eol Lee, Hyeon-suk Kim,Yeong-suk Jeong, Dae-yeon Lee, Won-sang Park, Il-guk Song
-PRODUCTORA: Taechang Productions

NOTA: 4



Un tren nocturno con fantasmas a bordo haciendo la puñeta a los pasajeros y un póster estupendo, fueron los causantes que me hicieran picar la curiosidad de esta película coreana del 2005 que si no recuerdo mal llegó a editarse en DVD en nuestras tierras. Su director es Kim Dong-bin, quizás conocido porqué anteriormente realizó aquel refrito de la saga Ringu llamado The Ring virus (1999), un título personalmente bastante inferior a lo que la saga había ofrecido hasta entonces.

Red Eye es una película que al igual que su predecesora no deja de ser más de lo mismo del kaidan, con niñas melenudas hasta las rodillas que aparecen del lugar menos sospechado y todo su carrusel de tópicos habituales de éstas películas que nacieron tras la excelente Ringu (Hideo Nakata, 1998). Pero a diferencia de otros títulos del estilo, Red Eye posee una narrativa menos convencional al jugar con el espectador a lo que es realidad y lo que no lo es, gracias a un buen tratamiento del color en determinadas escenas que describe acontecimientos y sensaciones, además de cierto uso experimental con diferentes angulares de objetivos. Todo realizado de un modo elegante y con una factura técnica que si bien es de bajo presupuesto la verdad es que resulta solvente, demostrándose que Kim Dong-bin es alguien que sabe lo que hace.

La historia cuenta como varias personas viajan en un tren que resulta ser el último trayecto que realizará, de Seúl a Yesou. Algunos vagones del tren pertenecen al convoy que hace unos años sufrió un terrible accidente sin explicación aparente, en el que murieron cientos de personas. Curiosamente hoy es el aniversario de aquel trágico accidente. Tras una parada de 10 minutos, el tren arranca de nuevo, pero nada volverá a ser como antes: se desarrollan una serie de extraños sucesos...

En ella el espectador vivirá un terror más de la vieja escuela como son las repentinas apariciones/despariciones, luces que parpadean, sonidos espeluznantes y en sí todo ese look del J-Horror habitual, pero uno de los problemas de la película es que Kim Dong-bin usa repetidamente la misma fórmula por culpa de un guión carente de fuerza y que no sabe nunca hacia donde dirigirse, como si improvisara sobre la marcha. ¿Que acaba pasando? La película acaba entrando en una espiral de acontecimientos ininteligibles, abandonando el terror más estricto para potenciar lo que es habitual en muchas otras películas del estilo como es el dramatismo, pero ésta vez realizado de un modo tan gris que no se ve nada claro. Por tanto Red Eye posee un trasfondo dramático muy importante, tan importante que parece ser que asustar no era el principal objetivo, dando como resultado una película que acaba por enredarse de tal manera que acaba siendo incomprensible, y la verdad es que tampoco invita a descifrar sus enigmas.

Por tanto, poco a poco el espectador se irá distanciando de la película a causa de una trama que no avanza, no asusta demasiado, y cuando se decide a contar algo lo hace de un modo tan complicado que no merece la pena ni el esfuerzo. Floja, muy floja, y a ver que tal este año con la nueva película de Kim Dong-bin Two Moons, que se podrá ver en Sitges.


LO MEJOR: Un escenario que acojona como lo es un tren que se mezcla con el kaidan.

LO PEOR: La historia se va complicando de tal manera que al final se vuelve tan confusa que no viene de gusto ni descifrar sus enigmas.



Comentarios