sábado, 7 de septiembre de 2013

La última llamada (The Call) - Brad Anderson, 2013



DIRECTOR: Brad Anderson
GUIÓN: Richard D'Ovidio
AÑO: 2013
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: Estados Unidos
MÚSICA: John Debney
FOTOGRAFÍA: Tom Yatsko
REPARTO: Halle Berry, Abigail Breslin, Morris Chestnut, Michael Imperioli, Ella Rae Peck, Roma Maffia, Justina Machado, José Zúñiga
PRODUCTORA: Graup Entertainment / Troika Pictures

NOTA: 8






El 911 es el número de teléfono de las emergencias en los Estados Unidos, un número que anualmente recibe una cifra aproximada de 188 millones de llamadas. ¿Y qué pasaría si desapareciera? Es esa llamada alertadora de un incidente la que puede dar paso a la solución del problema ya sea con la policía, bomberos o ambulancia, y por tanto el teleoperador que responde a la llamada tiene en sus manos la posibilidad de que viva o muera aquella persona. Es decir, ellos son el único nexo posible entre la vida y la muerte de alguien.

El guionista y artífice de la película es Richard D'Ovidio, un tipo que quizás se le recordará por escribir el aceptable remake 13 Fantasmas (Steve Beck, 2001), pero que en esta ocasión por fin ha deslumbrado. Según cuenta en alguna entrevista su inspiración surgió a través de una noticia en la radio sobre los centros de llamadas, y pensó que no habían demasiadas películas que hablen sobre estos héroes que salvan vidas cada día y que nadie habla de ellos. De hecho, si dejaran de funcionar, ni policías, ni ambulancias, ni bomberos podrían hacer su trabajo y se crearía el caos en la sociedad. Y así, D'Ovidio, a través de un caso real que le inspiró, nació la idea de crear The Call, una película que reta un claro homenaje a los operadores de los centros de emergencias.

En infinidad de películas americanas se ha usado este número de emergencias, pero pocas películas le han dedicado un homenaje tan potente como la presente The Call, una película dirigida por el bueno de Brad Anderson e interpretada por Halle Berry. Cabe decir que inicialmente el proyecto iba destinado a Joel Schumacher, pero finalmente éste lo abandonó y fue substituido por un Brad Anderson que posee en su currículum grandes películas como Sesión 9 (2001) y El Maquinista (2004), o malas como la reciente Vanishing on 7th Street (2010), aunque actualmente vive inmerso en el negocio de la televisión. Ese cambio provocó que Halle Berry abandonara el proyecto también, pero finalmente aceptó el papel y se rodó la película.

Poca broma con el resultado. The Call es una película de bajo presupuesto con una historia muy sencillita como es un secuestro, pero ojo, porqué Brad Anderson vuelve a deslumbrar tras la cámara con una película de puro nervio que en ningún momento da pié a la tranquilidad, ni tan solo en su inicio. La película cuenta como Jordan Turner (Halle Berry), una operadora de la linea 911 de la policía deberá enfrentarse a sus propios temores para intentar salvar la vida de una joven secuestrada por un asesino en serie. Parte de la película se sitúa entre dos lugares concretos, como son el maletero de un coche y el centro de llamadas. En el maletero es donde se encuentra confinada la chica secuestrada, Casey (Abigail Beslin), que tiene un teléfono móvil con el que comunicarse con Jordan, la teleoperadora que luchará por salvarle la vida. Y de ese modo, gran parte de la película se desarrollará a través de una llamada de teléfono móvil con la que Jordan instruirá a Casey con lo que tiene que hacer para conseguir que la policía descubra el coche donde se encuentra secuestrada.

Pienso que el éxito de la película es resultado de dos motivos concretos. Primero porqué Anderson muestra un mundo curioso y desconocido por el público general como es el de los teleoperadores y su vital importancia en toda emergencia, dando paso a ofrecer un thriller atípico y sin acción pero lleno de nervio y tensión, donde se presenta a los teleoperadores como verdaderos héroes. También es interesante el asesino que ha imaginado el guionista Richard D'Ovidio, como es alguien que está muy lejos del típico asesino\delincuente inmortal, superinteligente y metodológico como parece ser que la moda Saw ha potenciado últimamente, por alguien imperfecto, con errores, que se pone nervioso en momentos que no debería, y claramente con un perfil psicótico e irracional. Vaya, uno de esos creíbles que ayudan a hacer aún más creíble el caso que explica The Call.

Por tanto, The Call es una película con escenarios interesantes y desconocidos por el público general, y plantea una historia de suspense prácticamente a tiempo real en que todo el mundo se morderá las uñas y descubrirá la vital importancia que tienen los centros de emergencias. También resulta satisfactoria la presencia de un director como Brad Anderson acostumbrado a tocar películas con planteamientos oscuros, y eso se nota en la fotografía de la película, con un alto contraste y de baja luminosidad que juega muy bien en los momentos de tensión, especialmente en su tramo final totalmente de género de terror, y que planteará a más de uno reminiscencias al clásico de William Lustig Maniac (1980). Muy recomendable.


LO MEJOR: Un thriller muy original por los escenarios que se utilizan donde no hay apenas acción, pero pocas veces el espectador vivirá una película con tanto nervió y tensión. Brad Anderson vuelve con fuerza.

LO PEOR: El final entra en terreno de tópicos y se vuelve más convencional y ficticio que lo que que iba ofreciendo la película hasta entonces.


Trailer:




2 comentarios:

  1. Justo vi la semana pasada Vanishing on 7th Street y me pareció una tomadura de pelo de las grandes, esta esta en la lista de espera aun así.

    ResponderEliminar
  2. No es de terror exceptuando el último tramo de la peli, aunque quizás lo más flojo que tiene, pero una vez arranca es muy muy entretenida. Anímate!

    ResponderEliminar