All Cheerleaders Die - Lucky McKee y Chris Sivertson, 2013


-DIRECTOR: Lucky McKee, Chris Sivertson
-GUIÓN: Lucky McKee, Chris Sivertson
-AÑO: 2013
-DURACIÓN: 90 min.
-PAÍS: Estados Unidos
-MÚSICA: Mads Heldtberg
-FOTOGRAFÍA: Greg Ephraim
-REPARTO: Caitlin Stasey, Sianoa Smit-McPhee, Brooke Butler, Amanda Grace Cooper, Reanin Johannink, Tom Williamson, Chris Petrovski, Leigh Parker, Nicholas S. Morrison,Jordan Wilson, Felisha Cooper
-PRODUCTORA: Modernciné

NOTA: 6


No se si me ha gustado All Cheerleaders Die. Quizás mi problema es que tengo unas expectativas con McKee que al haber sido transgredidas ésta vez no he sabido digerirlas del todo, pero lo cierto es que transgredir el estilo personal de cualquier director es lo que verdaderamente le hace bueno, no?... Ufff, creo que empezaré por lo más básico: ¿Me lo he pasado bien? Respuesta: se me ha pasado volando la película. ¿La volvería a ver? Respuesta: Si, pero antes vería otras. Mmm... creo que voy por buen camino, ante todo parece que All Cheerleaders Die se trata de un entretenimiento desacomplejado por parte de Lucky McKee y Chris Siverston, pero anecdótico al lado del resto de la filografía de McKee -y no hablo de Siverston porqué su presencia me parece intrascendente-. Mi principal error seguramente ha sido imaginar que me encontraría con otra película que, pese a no tratarse de una adaptación de ninguna obra del escritor Jack Ketchum, como mínimo seguiría su estilo, y no. All Cheerleaders Die se aleja de todo esto y, es bueno o malo? Pues para responder me agarro a lo primero que comentaba, como mínimo es aire fresco en dos filmografías demasiado fieles a un estilo personal y que pienso que pedían a gritos algo nuevo, así que la cosa está en si ha salido bien o no. Por tanto, estamos ante un “entretenimiento desacomplejado y fresco”, pinta bien la cosa, pero vayamos por partes.

Pienso que es necesario esclarecer al lector\espectador que All Cheerleaders Die nace en 2001, en un cortometraje que realizaron juntos McKee y Sivertson justo después de graduarse en la escuela de cine de la USC, una gamberrada que daba la vuelta a los tópicos del cine juvenil. Hoy, en 2013, ambos directores se han reunido de nuevo para (re)elaborar el proyecto de su juventud, pero aplicando toda su experiencia y conocimientos adquiridos a lo largo de los años en el mundo cinematográfico. Por tanto, All Cheerleaders Die se podría considerar como un capricho de ambos directores, alejándose de sus estilos personales y volviendo a aquel universo friki del terror de serie B con el que crecieron, el que se basaba en películas divertidas y cómicas, pero también salvajes y sexys.


La película cuenta como Mäddy Killian, una joven rebelde de 17 años del instituto Blackfoot, tiene la intención de hacer caer al capitán del equipo de fútbol americano del instituto. Para ello se alista al grupo de cheerleaders y así poder conseguir su propósito, pero una serie de trágicos acontecimientos harán que las chicas se vean empujadas a una batalla sobrenatural que culminará en una noche llena de mutilaciones que nunca olvidarán.

Como comentaba, antes de ver la película recomiendo a todo espectador que se olvide de filmografías, especialmente de la de McKee por ser el más popular de ambos directores, ya que en esta ocasión, pese a seguir apuntando la cámara hacia personajes femeninos tal como acostumbra a hacer en sus películas, en All Cheerleaders Die no encontraremos personajes con pasiones recónditas, ni personajes afectados por una vida marcada por la ausencia de referentes paternales positivos, o personajes lejos de la civilización, inadaptados, o que viven en entornos malsanos. No. Que nadie pretenda excavar donde solo hay piedras. All Cheerleaders Die es una comedia de adolescentes donde se ríe de ciertos tópicos de los jóvenes, además de jugar ligeramente con el género de terror, nada más.


De todos modos pese a que el tono es humorístico All Cheerleaders Die no se trata de una comedia. Simplemente la situación es tan salvaje que el humor le va como el anillo al dedo, pero lo cierto es que la sensación de estar viendo algo “tonto” es constante a lo largo de toda la película. Y ya se que no es una película de Lucky McKee, ni tampoco de Chris Sivertson, sino un producto resultado de una reunión entre viejos colegas que quieren hacer algo entretenido, pero es que la película sabe a poco!! Y ya no quiero hablar de un montaje a ratos caótico, o de las lagunas a la hora de explicar ciertos elementos de la película como son esas “piedras mágicas”. Quizás simplemente se trata de dos directores que vienen de muy arriba y me niego a aceptar que All Cheerleaders Die es una simple gamberrada de ambos directores más propia de ambientes festivaleros y de maratones nocturnas entre cervezas.

Pero... y si olvido completamente -y digo “completamente”- a Jack Ketchum y Lucky Mckee? Entonces creo que me ha gustado, por qué no? Si coñe, se merece que la vea con otros ojos, claro está! All Cheerleaders Die es una película hilarante y fresca, con momentos muy divertidos, pero también de violencia y gore -ojito a la espiral de violencia, gore y frikismo del final-, además de un look más que sexy que nunca molesta. Un divertimento que quizás podría haber trabajado mejor ciertas escenas que saben a poco, como alguna muerte, además de las lagunas en el guión, pero da igual, All Cheerleaders Die pasa volando! Y el cine para que sirve? Para entretener? Pues la película cumple, lo que solamente pide que el espectador cambie de chip y abra la mente. Oye, pues creo que me ha gustado la película. Y para los que también os guste aquí tenéis una pequeña sorpresa: se avecina secuela.



LO MEJOR: Que McKee y Sivertson se hayan olvidado por un momento de la sombra de Jack Ketchum y se hayan centrado en una gamberrada totalmente peculiar en sus filmografías, alejándose de sus cánones habituales para realizar una película imposible de tomarse en serio, pero que resulta divertidísima y pasa volando.

LO PEOR: Que el espectador más fan del estilo de McKee se llevará una sorpresa negativa. El espectador necesitará un cambio de chip, abrir la mente a una película que nada tiene que ver a las The Woman, May: Quieres ser mi amigo, Red y demás joyas del director americano.

Comentarios