“El entierro más espectacular del siglo”


Ésta afirmación no la hago yo, la hizo el The New York Times cuando una actriz famosa se suicidó. ¿Marilyn Monroe? Lo podría haber sido, pero no. Se trata de Ruan Lingyu, una chica de origen chino que arrasó en las taquillas de cine de su país en los años 20 y 30 con un par de docenas de películas melodramáticas. ¿Que no la conoces? No pasa nada, lo raro es conocerla, y aunque mi intención en esta actualización del blog no es centrarme en aspectos biográficos creo que es interesante dejar constancia de cuatro cosas.

Como indico su nombre es Ruan Lingyu. Pero ese es el nombre artístico, el que utilizó la actriz una vez se consolidó en la profesión, así que originariamente se llamaba Ruan Fenggeng y provenía de una familia cantonesa de Shangai. Nació en 1910, y su vida fue una desgracia a causa de los maltratos que recibía de su marido Zhang Damin, además de no serle fiel y derrochar el dinero. Es por ello que Lingyu vio la necesidad de trabajar y así conseguir el dinero necesario para vivir, cuando apenas tenia 16 años. Era 1926, y con la ayuda de Zhang HuiChong, (hermano mayor de Zhang Damin y una estrella de cine muy conocida en los años 20), Ruan pasó una audición para un papel en la película de Richard Poh The Nominal Couple; la que a la postre sería la de su debut en el cine. Contra pronóstico, Ruan Lingyu se convirtió en una estrella del cine de su país.

Realizó distintas películas de mucho éxito, en las que destacan The Peach Girl (1931) y New Woman (1934), pero como comentaba su vida personal era una desgracia. Ella también le era infiel a su marido Zhang Damin, ya que tenía una amante llamado Tang Jishan, un hecho que salió a los medios de comunicación y provocó un escándalo. Lo más curioso de todo es que Tang Jishan también le era infiel. Toda esta situación hizo que los medios acosaran a la joven actriz de tal manera que incapaz de soportarlo se suicidó el 8 de Marzo de 1935, cuando tenía sólo 25 años, tomando una sobredosis de píldoras para dormir en la residencia de Tang Jishan.

Lo más curioso de todo, y la excusa para actualizar el blog, es lo que vino después: el funeral. El país entero entró en estado de shock, y ya se sabe, en China si algo abunda son chinos, así que los actos funerarios fueron demográficamente hablando enormes. Miles de personas acudieron a la capilla ardiente en WanGuo, e incluso se produjeron 3 suicidios! Por no hablar del cortejo fúnebre, que llegó a ser de hasta 5 kilómetros de largo, y se estima que unas 300.000 personas acompañaron a Ruan Lingyu hasta su lugar de descanso. También todos los periódicos de Shanghai publicaron ediciones conmemorativas en su honor, y fue entonces cuando el The New York Times dijo en sus páginas “el entierro más espectacular del siglo”. Lo más seguro es que no conocieran a la actriz, pero lo cierto es que la gente movilizada fue enorme... y 3 suicidios en su honor! ¿?

El entierro tuvo lugar el 14 de Marzo.





Y debo dar las gracias a La Historia del Cine, película documental dirigida por Mark Cousins, que a parte de ser genial me hizo descubrir este suceso.

Comentarios

Publicar un comentario