Exposición “Cómics en Guerra”, del Salón del Cómic de Barcelona



El Salón del Cómic de Barcelona arranca el presente 15 de mayo con una exposición que galardonara a todo el evento: “Cómics en Guerra”, y como su nombre indica pretende hacer una muestra de distintas obras de viñetas ilustradas situadas en el género bélico. ¿Y por qué éste año se lleva lo bélico? Simplemente éste 2014 es el año que acoge distintas conmemoraciones como el centenario del inicio de la 1a GM, el 75 aniversario del inicio de la 2a GM, también el 75 aniversario del inicio de la Guerra Civil Española, y ya para rematarlo todo también es el tricentenario del fin de la Guerra de Sucesión española.

Antes de hacer un comentario sobre la exposición, cabe decir que el presente año 2014 el Salón puede presumir de haber duplicado su superficie en m2, llegando a los 33.000 metros cuadrados, una barbaridad, y que en el fondo sirve para ponerse también a la altura del Salón del Manga de la misma ciudad. Un resultado que muestra la excelente salud con la que vive el cómic a Cataluña. Ésto ha permitido que el número de exposiciones se ampliaran, además de una mayor sensación de espacio y orden. Por otro lado, el espectador por fin de una puñetera vez puede visitar el salón sin tener la sensación de estar visitando un simple mercadillo lleno de tiendas dedicadas al género, para poder disfrutar del cómic sin necesidad de gastarse un euro más de lo que vale una entrada, ya que la cantidad de exposiciones asciende a 12.


Una de esas exposiciones, la más importante del Salón indiscutiblemente, como comentaba, es la de “Cómics en Guerra”. Se encuentra situada en el Palacio 1, mientras que las otras 11 se encuentran en el Palacio 2. Pienso que eso debería hacer situar al espectador de la magnitud e importancia para el evento de dicha exposición.

No estoy diciendo que ataquéis, os estoy ordenando que muráis”, así es como el espectador empezará su recorrido por la exposición, con una impactante frase pronunciada por Mustafá Kemal en 1915, en un panel que sitúa al espectador con lo que podrá descubrir a la exposición: La verdadera cara de la guerra mostrada en viñetas.

La distribución de las obras está dividida cronológicamente en diversos periodos de la Historia desde los tiempos prehistóricos hasta las últimas y recientes contiendas, aunque lo cierto es que su orden es algo borroso. Para mostrar los más de 200 bocetos originales que se exhiben, la exposición se organiza con unas pequeñas “islas” de 4 paneles en que se encuentran distintos temas dependiendo lo que pretendan explicar, como puede ser el contexto histórico, la intención del cómic o la del mismo reportero, además los efectos de la Guerra a la población civil, los genocidios y a los corresponsales de guerra. Por ejemplo, una de ellas se llama “Viñetas en prisión”, donde se acogen distintas obras de diferentes autores, pero sin orden estricto, ni si quiera cronológico tampoco, pudiendo ver el espectador obras de dibujantes que fueron creadas mientras ellos estaban en campos de prisioneros, o que se sitúan en prisiones como en clásicos actuales tipo Maus. También hay otra isla que destaca llamada “Reporteros gráficos”, donde se pueden ver crónicas gráficas de distintos sucesos bélicos que se publicaban en los periódicos antes de que se consolidara el fotoperiodismo, un oficio que substituyó a las crónicas gráficas a partir de la Guerra Civil Española. Se pueden ver obras de Ernie Pike y Frank Cappa, entre muchos otros.

Otra isla que me ha llamado la atención es la de “Guerras no declaradas”, cómics que hablan sobre las guerras que no acostumbran a salir en los medios de comunicación. Conflictos como el árabe-israelí, en que Joe Sacco tiene mucho que decir (invitado estrella del Salón), o también Indochina (Enrique Breccia), Vietnam (Luis García),... Posiblemente es la isla más interesante, cargada de sátira política de esa que tanto consigue oxigenar a la sociedad de hoy. Otra destacada es la de “Guerra Civil entre viñetas” (foto a la derecha), donde se pueden ver bocetos originales de autores españoles que pretenden hacer un recordatorio histórico del suceso bélico, con unas situaciones que se producen a uno y otro bando, pero que en el fondo el tono de su contenido siempre acaba siendo crítico con la Guerra.

Finalmente la exposición no podía olvidar a Marvel, que con sus Red Skull, Capitán América y Magneto de los X-Men merecen un hueco a la exposición. Su nombre es “El día “D” de los cómics”, y obviamente las obras se sitúan durante la 2a GM.

Éstas han sido algunas de las islas que más me han gustado, pero las hay muchas más y también las hay de interesantes. Y en general “Cómics en Guerra” se trata de una exposición que la considero como de las más importantes que he visto del Salón en los casi 15 años que llevo asistiendo a él, además de tener siempre presente una sensación de espacio y orden que resulta muy agradable. Una expo para dedicarle tiempo, llena de performance bélicas muy trabajadas, muy visual, con mucha decoración militar, y encima con una mesa redonda con butacas para el público donde constantemente se irán haciendo conferencias sobre historia bélica. Un verdadero placer para los amantes de la historia que vivieron la generación de los 50, con todas aquellas “Azañas bélicas”, y que solo así se entiende el gran número de canas y calvicies que han imperado en la primera jornada del Salón del Cómic de Barcelona.

Algunas fotos:










Comentarios