sábado, 11 de octubre de 2014

Kiki's Delivery Service (Nicky, la aprendiz de bruja) - Takashi Shimizu, 2014



TÍTULO ORIGINAL: Majo no takkyûbin (Kiki's Delivery Service)
AÑO: 2014
DURACIÓN: 108 min.
PAÍS: Japón
DIRECTOR: Takashi Shimizu
GUIÓN: Novela: Kadono Eiko
MÚSICA: Tarô Iwashiro
FOTOGRAFÍA: Sôhei Tanikawa
REPARTO: Koshiba Fuka, Machiko Ono, Rie Miyazawa, Tadanobu Asano, Michitaka Tsutsui,Hiroshi Yamamoto, Miki Hayashida, Ryohei Hirota, Miho Kanazawa
PRODUCTORA: Being / D.N. Dream Partners / EDKO Film

NOTA: 2





A veces yo mismo me dejo tomar el pelo atraído por películas que prometen hacerme vivir experiencias que son imposibles de vivir, concretamente "revivir", revivir sensaciones que en su día dejaron huella en mí por los motivos que sean. Miyazaki lo hizo en muchas de sus películas, porqué es alguien que hace un cine capaz de convertir en niños a los adultos, dando una magia inconfundible a sus películas que es imposible que no fascine. Esa magia -algo extrapulable a otros directores y géneros-, pertenece a su “aquí y ahora”, a la originalidad del momento en que se hizo, y tratar de imitar -o sobretodo copiar- no dejará de ser eso, una simple copia barata sin ningún aura que le dé la fuerza suficiente para que perdure en las neuronas del espectador a lo largo del tiempo. Claro está que hablo de remakes, o de live actions en este caso, películas de carne y hueso que pretenden adaptar un clásico de animación.


Kiki's Delivery Service -conocida en España como “Nicky, la aprendiz de bruja”- en realidad fue creado por la escritora Eiko Kadono, que convirtió a una joven bruja en protagonista de hasta 6 novelas. Miyazaki adaptó las novelas a su manera, y es ahora cuando Takashi Shimizu ha tenido la posibilidad de dar un enfoque personal a lo ya visto partiendo de la base de las novelas originales, igual como lo hizo Shinji Aramaki con el manga de Captain Harlock en la reciente Space Pirate: Captain Harlock, que optó por alejarse del anime original para darle un aire más oscuro y adulto. Pero, Shimizu, aplicando la ley del mínimo esfuerzo, ha dirigido una película que si amas la original, su versión en carne y hueso decepcionará, porqué verás exactamente lo mismo que ya has visto, y aquí está su principal problema.


Su película, tampoco quiero engañar a nadie, no está mal, simplemente se ha dedicado a copiar plano a plano la obra de Miyazaki, metiendo una escenografía cargada de color, y con una niña interpretando a Nicky bastante mona. Con eso, junto con la constante ayuda del CGI, ha construido Kiki's Delivery Service. Pero Shimizu no parece demasiado lucido en el conjunto del filme, empezando por una puesta en escena barata y cutre, preocupada por encima de todo por que abunden los colores constantemente, y en donde abundan por encima del resto el color de rosa pasteloso, destinando así la película exclusivamente a un público infantil y sobretodo femenino. Tampoco convence del todo el uso del CGI, que se puede apreciar en el manejo de la escoba voladora, detalles acuáticos puntuales, y sobretodo en un gato Jiji que más que un animalito mono es ahora un animal siniestro. Así que, que se abstengan los amantes del estudio Ghibli porqué Shimizu no hechizará a los adultos como lo consiguió Miyazaki. Porqué ahora todo es “muy copia barata”, casi amateur, muy de segunda categoría.

(Esta cosa fea es Jiji)

En resumen, y es que paso de extenderme en una película que no se lo merece. Quien busque revivir experiencias al ver Kiki's Delivery Service, que se olvide, porqué el sabor a refrito incomodará al paladar, y pese a que el materia base es de buen sabor, su regusto hará pensar en otras cosas que no deberían tocar. Se puede ver como curiosidad, para luego digerirla, y finalmente cagarla y tirar la cadena del váter sin piedad.


TRAILER:



2 comentarios:

  1. Repito: qué decepción xDDD
    Con las ganas que le tenía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vergüenza ajena me ha dado al ir a ver la mierda esta XD

      Eliminar