jueves, 23 de abril de 2015

"Jaco, the galactic patrolman" - Akira Toriyama, 2013



A ser sincero debo decir que me provoca una cierta inquietud tener que hablar sobre “Jaco, the galactic patrolman”. Ésta se trata de la última obra manga creada por Akira Toriyama desde hace 10 años, y según indica la publicidad que promociona la obra, ésta dice que se trata de “la precuela de Dragon Ball”... Ok. Respiremos. También escuché por no sé donde que en ella aparece la madre de Son Goku... Ok. Respiremos de nuevo. (!!!!!!!!!)

Así es, no tenía ni puñetera idea del argumento de este cómic que tanto boom había tenido entre las novedades de la editorial Planeta Cómic, pero la publicidad que acompañaba la obra prometía convertir “Jaco, the galactic patrolman” en un cómic clave para entender la historia de Dragon Ball, una obra que parecía cerrada una vez el Monstruo Bu murió con la bola de energía que Goku le lanzó. Y es que, Dragon Ball, solamente ha vuelto a revivir en forma de anime con la película “Dragon Ball Z: La batalla de los dioses” (que nadie olvide que Toriyama nunca ha tenido nada que ver con Dragon Ball GT ni tampoco con los múltiples OVAs que ha tenido el anime, más allá de diseñar los personajes y su autorización a hacerlas).

Punto y aparte. ¿Que tal “Jaco, the galactic patrolman”? Pues a ser sincero, para todos aquellos que hayan leído “Kajica”, “Sandman”, “Nekomajin” y demás, solo decir que la presente obra sigue la linea de las anteriores: El tono infantil, junto con el particular estilo de Toriyama en el diseño de los personajes, el clima atemporal, la pasión por la mezcla de máquinas y naturaleza, sentido de la justicia, etc., se pueden percibir perfectamente en esta obra. Eso si, la historia que cuenta es bastante simple y no ofrece demasiado misterio ni emoción. Tampoco sus personajes tienen mucho carisma. Respecto a su argumento prefiero no desvelarlo, ya que creo que al tratarse de una obra clave en el universo Dragon Ball pienso que merece la pena que el lector se adentre al cómic siendo éste totalmente virgen, por lo tanto no desvelaré nada de “Jaco, the galactic patrolman”.

Eso sí, lo que une este cómic con Dragon Ball apenas son un par de capítulos especiales al final de la obra, así que hasta el tramo final del cómic la obra no empezará a hablar de los Saiyans y lo que hacen con algunos de sus hijos....y hasta aquí lo dejo. Para mi, muy cogido todo con pinzas. Quien sabe si debido a presiones por parte de Bird Studio o Shonen Jump, motivaciones puramente económicas del autor, o simplemente que Toriyama cree que ha tenido una buena idea, pero lo cierto es que el último tercio del cómic se esfuerza sudorosamente en unir la trama de “Jaco, de the galactic patrolman” hacia terreno Dragon Ball, y además lo hace sin demasiado éxito: cambios en la historia que hasta ahora ya teníamos aprendida, familiares de personajes de Dragon Ball que hasta la fecha no sabíamos de su existencia, un tono sorprendentemente rosa en momentos que nunca deberían haberlo sido, un diseño de personajes que distan mucho de la estética adulta y agresiva que mostraba el cómic\anime original, etc. Y es que, tal como ya promete la portada de “Jaco, the galactic patrolman”, este es un cómic infantil, y que si bien eso no es un problema para explicar la historia del patrullero de la galaxia protagonista del cómic, sí es un problema para enlazarla con el universo Dragon Ball, y más cuando personajes como Bardock y Freezer aparecen en el cómic. Es una pena. Así que todo aquel fanático de Dragon Ball que lea la presente obra, constantemente descubrirá detalles en ella que le pondrán de los nervios.


Creo que es importante para que el lector pueda entender mejor “Jaco, the galactic patrolman” y también a Akira Toriyama al crear la obra, decir que el dibujante japonés no ha participado en los guiones de los OVAs de la serie televisiva, por lo que ciertas imágenes o argumentos que se muestran en ellas y que enriquecen que el corpus de Dragon Ball, no han salido del ingenio del dibujante, como por ejemplo lo que ocurre en “Dragon Ball Z: El último combate”. De ese modo, Toriyama tiene todo el derecho del mundo a explicar lo que quiera y como quiera, sin necesidad de respetar aquellas películas..., pero eso sí, tema aparte es si convencerá al lector o no. A mi, con “Jaco, the galactic patrolman”, un poco más y me hace vomitar. Ni antes quería un hermano para Vegeta, ni ahora una madre para Goku, ni una hermana mayor para... para quien?

Por otro lado tampoco quisiera ser injusto y dejar de lado lo que me ha gustado al leer el cómic, y quisiera destacarlo: ¿Nunca os habéis preguntado por qué motivo si los Saiyans envían a sus hijos de categoría inferior a otros planetas, por qué su raza está casi extinguida? Deberían haber otros Saiyans repartidos por el universo, no? También ¿No os habéis preguntado nunca por qué Goku entre la saga de Piccolo y su entrenamiento con Dios su cuerpo cambia radicalmente y se hace físicamente adulto de golpe? Esas preguntas tienen respuesta en “Jaco, the galactic patrolman”, que es para mí lo más interesante de la obra.


“Jaco, the galactic patrolman” se fue publicando entre los números 33 al 44 de la revista semanal Weekly Shonen Jump de 2013, la revista que vio nacer a Dragon Ball en su día. El cómic está editado por Planeta Cómic y respeta la encuadernación y formato de lectura japonés, además de estar traducido en castellano y catalán.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada