domingo, 10 de mayo de 2015

Hello Mary Lou: Prom Night 2 - Bruce Pittman, 1987



TÍTULO ORIGINAL: Hello Mary Lou: Prom Night 2; aka "Noche de graduación 2 (Hello Mary Lou)"
DIRECTOR: Bruce Pittman
GUIÓN: Ron Oliver
AÑO: 1987
DURACIÓN: 97 min.
PAÍS: Canadá
MÚSICA: Paul Zaza
FOTOGRAFÍA: John Herzog
REPARTO: Michael Ironside, Wendy Lyon, Justin Louis, Lisa Schrage, Richard Monette, Terri Hawkes, Brock Simpson, Beverley Hendry
PRODUCTORA: Alliance Atlantis / Simcom Limited / Allarcom Limited / TBA Film

NOTA 9






A lo largo de los 80 el consumo de películas slasher se convirtió en algo rutinario para el público. Las productoras veían en este género una fórmula eficaz para encontrar beneficios a partir de una baja inversión, por lo que la inevitable explotación de la fórmula creó un abultadísimo catálogo de películas que iban apareciendo tan rápidamente como desaparecían. Prom Night, de 1980, fue un buen slasher que propició sin duda la oleada de slashers ochenteros que aún estarían por llegar, con la actriz de moda de aquellos tiempos en su reparto como era Jamie Lee Curtis, peleando por salvar su pellejo en su noche de graduación contra un asesino, pero precisamente ese recordar, el de la presencia de la actriz americana, es el que sirve de principal justificante para salvar la película del olvido. Prom Night es un slasher tópico, correcto y entretenido, como tantos otros, pero con pocas dotes para inaugurar una saga como las que tuvieron Freddy, Jason, y compañía.

No fue hasta 1987, 7 años más tarde del estreno de Prom Night, que llegó su secuela: Hello Mary Lou: Prom Night 2. Para mí, dicha película es sin duda uno de los mejores slashers de los 80, además de ser una bonita declaración de amor al cine de terror que ha tenido su director: Bruce Pittman. Cabe decir que inicialmente la película tenía que titularse “The haunting of Hamilton High”, pero finalmente se optó por aprovechar el tirón comercial de Prom Night y convertirla en secuela. Eso implicó un cambio radical a la saga, dejando de lado la trama de la primera parte, también la desaparición de Jamie Lee Curtis y Leslie Nielsen del reparto, a cambio de incorporar fantasmas y monstruos, toques de humor y múltiples guiños descarados a otras películas del género de terror. Eso es algo que mucha gente no entendió, ni siquiera hoy mismo. Personalmente me gusta el lavado de cara de la saga, cambiando a un asesino por un fantasma pero manteniendo la idea principal de Prom Night en la que los sucesos se desarrollan en el baile de final de curso, y de ese modo pienso que el sello de la saga sigue siendo bien visible pero con una secuela llena de personalidad dentro del conjunto.


El argumento de la película es el habitual en este tipo de películas: Mary Lou Maloney (Lisa Schrage), reina de la promoción del 1957 en el instituto Hamilton High, es asesinada por su novio la noche del baile de graduación. 30 años más tarde regresa a través de su espíritu para vengarse, poseyendo a una estudiante llamada Vicky Carpenter (Wendy Lyon).

Hello Mary Lou: Prom Night 2 sí tiene carisma. En parte gracias, como comentaba antes, a los descarados guiños que ofrece a otras películas del género, como son Carrie, El exorcista, y a la saga de Pesadilla en Elm Street, además de guiños a personalidades del género como John Carpenter, Wes Craven o Todd Browning. De hecho, la presente película se nutre de escenas de las sagas mencionadas, como por ejemplo el baile de graduación de Carrie, la aparición de Freddy dentro del cuerpo del protagonista de Pesadilla en Elm Street 2, o incluso el “Help me” de Regan en El exorcista, entre muchas otras. Y lejos de tratarse de una película para nada singular, hay que reconocer que su director Bruce Pittman supo aprovechar todos eso elementos de otras películas para ofrecer una filme que consigue dejar al espectador con un sabor de boca más cerca del homenaje que a la explotación indiscrimiada, gracias a un guión escrito con pulso, descaro, y con sus piezas bien encajadas. Además, Pittman cuidó al máximo cada detalle, como por ejemplo la escenografía o el vestuario (como la influencia del punk entre los jóvenes de los 80), algo importantísimo en una película que se mueve en una oscilación temporal de 30 años. También se desenvuelve bien el director a la hora de ofrecer una atmósfera de terror en todos eso momentos pesadillezcos en los que se verá inmersa la coprotagonista de la película Vicky Carpenter, con algunas escenas memorables, como la del caballo que se mece o la de la piscina negra, además de unos maquillajes y juego de luces que complementan muy bien esas escenas. La verdad es que Hello Mary Lou: Prom Night 2 es una ejercicio de terror entretenido, simpático, y sobretodo que funciona.


Para mí se trata de una película que está muy por encima de la media habitual en este tipo de filmes, y es recomendable hasta cansarse. En ella el espectador disfrutará con una venganza con elementos sobrenaturales en la que por en medio irán surgiendo otros asesinatos, cada cual con más originalidad en su método, aunque sin mostrar grandes dosis de sangre o de violencia. Hello Mary Lou: Prom Night 2 es una película descarada, de adolescentes que se preparan para el baile de final de curso y por lo tanto con los tópicos de este tipo de películas, pero que sabe obviar las hormonas, los excesos y la vulgaridad para explicar algo bien hecho, y sobretodo magníficamente concluido. Y de este modo, Mary Lou acabó poseyendo la saga Prom Night para propiciar una tercera y cuarta parte.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada