Defiende tu vida - Fight for your life, 1977


-DIRECTOR: Robert A. Endelson
-GUIÓN: Straw Weisman
-AÑO: 1977
-DURACIÓN: 82 min.
-PAÍS: Estados Unidos
-MÚSICA: Jeff Slevin
-FOTOGRAFÍA: Lloyd Freidus
-REPARTO: William Sanderson, Robert Judd, Catherine Peppers, Lela Small, Yvonne Ross,Reggie Rock Bythewood, Ramon Saunders,


NOTA: 7


A quien le diga que Defiende tu vida (Fight for your life, 1977) es una película para negros, seguro que me acusa de cualquier cosa poco halagadora. Pero así es, el cine Blaxploitation fue un cine muy popular a los años 70, un cine que buscó la manera de satisfacer a un target poco común en las salas de cine como era el afroamericano, habitualmente mostrado en el mundo del cine como sujeto discriminado dentro de una esfera social liderada por un hombre blanco. Digamos que, las Blaxploitations se trataban de una especie de rebeldía a la vez que reivindicación social y cultural, reflejando en sus historias los tópicos pero a la vez realidad social y existencial de aquellos ciudadanos afroamericanos que aún se consideraban como “de segunda” por aquellos tiempos. En ellas se explicaban historias situadas habitualmente en barrios pobres, llenas de familias humildes que pelean por sobrevivir en territorios controlados por las mafias, la delincuencia, la droga, y en sí todo aquello suele haber en los barrios marginados. Los géneros cinematográficos que acogían a estas películas los había de todo tipo, desde el cine de terror hasta la comedia.

Uno de los elementos más interesantes de las Blaxploitation eran las curiosas relaciones raciales entre los ciudadanos americanos, mostrándose a los negros bajo el sello “black power”, es decir, que los negros respondían al racismo blanco dando juego a los estereotipos habituales tanto de los ciudadanos blancos como de los negros, pero, y aquí está la gracia de este cine, representados de un modo heroico por parte de los negros y de inferioridad física-intelectual-sexual-etc. de los blancos. Por lo tanto, es un cine racista en toda regla, seguramente más vengativo que con mala fe, pero segregador al fin y al cabo. Así es Defiende tu vida, uno de los clásicos de las Blaxploitations de la época, y uno de los claros ejemplos de cine políticamente incorrecto.

La película es una Home Invasion en toda regla, dirigida por Robert A. Endelson en 1977 en lo que fue su opera prima (y única película de su carrera). Trata sobre unos delincuentes que escapan de la policía cuando éstos los trasladaban a otra cárcel de mayor seguridad, unos delincuentes que son un hombre blanco, un mexicano y un asiático –algo nada gratuito-. Por el camino, huyendo de la policía, los delincuentes se acabarán ocultando dentro de la casa de una humilde familia de raza negra compuesta por un pastor, su esposa, su hija, su hijo pequeño, y la abuela que se encuentra sentada en silla de ruedas.



Defiende tu vida se la puede relacionar con el cine Rape&Revenge, pero sin serlo exactamente pese a mostrarse una brutal violación en ella. Pero igualmente es un filme que muestra como tesis el mismo concepto que dicho subgénero, como es el del “ojo por ojo, diente por diente”, es decir, al derecho de vengarse al mismo precio de como se ha sido atacado, y en cuanto a ello la película es pura dinamita. Hoy en día aún sigue prohibida en distintos países, un detalle que evidencia que pese a los casi 40 años transcurridos ya desde su estreno en cines, su salud es envidiable en cuanto violencia, explicitud, y desvergoncería a la hora de mostrar una cantidad de detalles raciales continuos completamente sorprendentes e impensables de ver hoy en día, convirtiéndola así en un filme de culto para los más neófitos. 

Desde aquí animo a todos los que estén curados de espantos a que la vean. Es una película pequeña de bajo presupuesto, que considero que aún hoy se deja ver básicamente por ser un claro ejemplo de valentía y poco temor a la censura. Quien la vea por primera vez se encontrará ante un flujo continuo de vejaciones, palizas, amenazas, torturas psicológicas, violaciones, muertes, etc., que realizan los delincuentes a la pobre familia de negros, tales como se pueden ver en otras películas de la época como Trampa para un violador (Ruggero Deodato, 1980), pero a diferencia de ésta, existe -además de las referencias raciales- un interesante tramo final que invita a reflexionar sobre la justicia y el derecho a ajusticiar.


Por otro lado quisiera destacar que, al igual que la película de Ruggero Deodato, en Defiende tu vida también hay un carismático asesino, en este caso llamado Jessie Lee Kane (William Sanderson) que es un claro ejemplo de persona con complejo de inferioridad, pero que con la pistola en la mano es uno de los mayores hijos de puta que el cine nos ha regalado. Y sí, habéis leído bien, William Sanderson, más conocido por ser el creador de juguetes robots (J.F. Sebastian) en la película de culto Blade Runner (1982), también como Joe Monday en El último hombre (1996), o como Norman Blane en la serie The Twilight Zone (1988-89). Curiosamente Defiende tu vida fue su primera película, y pongo la mano al fuego que interpretando el papel más extremado de toda su carrera.



LO MEJOR: Su radicalidad tanto conceptual como gráfica, no hay vergüenza alguna a la hora de transmitir todo lo que se quiere transmitir. También me quedo con el final, por intentar alejarse un poco de los convencionalismos de este tipo de películas e invitar al espectador a reflexionar sobre lo que sucede en esos últimos 10 minutos de película.

LO PEOR: El esqueleto del guión es simple, por lo que probablemente el tramo medio de la película –basado en las simples y continuas vejaciones- pueda parecer aburrido por la repetición de esquemas.


Comentarios