sábado, 13 de febrero de 2016

La isla de los dinosaurios (Dinosaur Island) - Fred Olen Ray, Jim Wynorski, 1994


-TÍTULO ORIGINAL: Dinosaur Island
-AÑO: 1994
-DURACIÓN: 85 min.
-PAÍS: Estados Unidos
-DIRECCIÓN: Fred Olen Ray, Jim Wynorski
-¿GUIÓN?: Bob Sheridan, Christopher Wooden
-MÚSICA: Chuck Cirino
-FOTOGRAFÍA: Gary Graver
-REPARTO: Antonia Dorian, Richard Gabai, Becky LeBeau, Michelle Bauer, Nikki Fritz, Robin Chaney, Ross Hagen, Griffin Drew, Peter Spellos, Wendy Griffen, Toni Naples, Bob Sheridan



NOTA: 2, pero merece un 10







Entre todo el alboroto del público adolescente causado por aquellas pseudo-actrices explosivas que interpretaban a Scream Queens, el mundo del cine a principios de los años 90 brindaba al Sol sus películas casposas, cada cual con más carne femenina expuesta a los cuatro vientos y argumentos tan vacíos o retorcidos que hoy en día solo podemos recordar con simpatía. Y es que, la cuestión siempre era superar a la película anterior en cuanto de sexo y violencia.

Gente como Roger Corman tiene mucho que decir sobre el cine de explotación de serie B-Z, ya que su larga carrera de ya más de 60 años -que incluso hoy en día aún sigue viva y coleando con sus Sharknado y demás-, concretamente en 1994 produció una película que para mí es una joya de la caspa por distintos motivos y quisiera recordar. Cabe decir que el 94 formaba parte de un tiempo en el que el mundo del vídeo cada vez iba a menos, debido a que la gran industria supo apropiarse de los clichés de esas películas de explotación de serie B-Z para crear sus propias obras de un modo más profesional, arrinconando así las producciones menores a ser casi testimoniales. Es decir, que los 90 fueron la decadencia de la caspa. Pero, volviendo al tema, en 1994 Roger Corman se aventuró a reunir un catálogo impresionante de Scream Queens famosas en sus tiempos de oro, para incluirlas en una película que se llamaría Dinosaur Island y que serviría como homenaje a ellas.

La película se fijaba en aquellas antiguas películas de mujeres prehistóricas de la Hammer -además de unas claras influencias de King Kong-, y del fenómeno de masas de aquellos tiempos como fue Jurassic Park. Su ¿argumento? trata sobre unos militares que quedan atrapados en una isla misteriosa en la que vive una civilización de mujeres bellas y vírgenes, también sumisas y cariñosas. Pero lejos de ser un paraíso heterosexual la isla guarda un secreto, y es que un dinosaurio gigante amenaza la tranquilidad de aquellas mujeres.

(Michelle Bauer en una de las escenas de más griterío de su carrera)

La películas es muy barata, se nota cutre a rabiar en todos los aspectos, destacando por encima del resto unas maquetas de dinosaurios hechas de cartón y animadas con una especie de stop-motion mal hecho. La verdad es que da vergüenza ajena contemplar las escenas de ¿tensión? (….) Pero yo me lo pasé en grande!! ja,ja,ja. Además, el tono de la película es claramente en clave de humor, y contribuye a ello un reparto masculino liderado por el gran Richard Gabai y que por cierto, está estupendo como siempre.

Pero lo más interesante de la película, tal y como decía antes, es que Dinosaur Island es una película imprescindible para los seguidores de las Scream Queens. Pocas veces más el espectador pudo -y podrá- gozar de semejante reunión de bikinis y bellezas en una misma película, y es que su reparto es impresionante, y tan impresionante como sus físicos: Becky LeBeau, Antonia Dorian, Michelle Bauer, Griffin Drew, Toni Naples, Nikki Fritz,... y como no, los desnudos y escenas de sexo son constantes en la trama.




No voy a hacer ninguna conclusión, porqué ni si quiera considero que con esta reseña haya analizado la película, ya que no hay nada a analizar. Dinosaur Island es sexo, cachondeo, humor, ridículo, paletismo, muchos bikinis, y en sí, se trata de una de esas joyas que el VHS regaló a los aficionados de la caspa, concretamente a aquellos que solo desean pasar 80 minutos de su vida contemplando la belleza en su estado más natural y puro sin necesidad de tener que invertir 1 o 2 neuronas para seguir un argumento. Cine borderline, heterosexual y cutre, pero divertidísimo!

(la única escena sangrienta de la película)

2 comentarios:

  1. Vaya dos que se juntaron para perpetrar esta cosa que como no podía ser de otra forma me la tragué una calurosa noche de verano. Eso si, siempre dije que molaría una peli de tías y dios rollo comic pulp

    ResponderEliminar
  2. Pues yo lo veo ehh, a ver si ahora con el regreso de Schwarzenegger a interpretar a Conan el Bárbaro, las productoras, o si más no las independientes, se animan a volver a explotar el cine Peplum, que hoy vive en el olvido. Sería la manera de recuperar un cine con un "el puto amo" y mujeres de buen ver por todas partes.

    ResponderEliminar