domingo, 12 de marzo de 2017

Shintaro Kago realiza retratos por encargo



Uno de los talentos en potencia que el manga más radical y underground del Japón actual, es sin duda Shintaro Kago. Nacido en 1969 puede presumir de ser hoy el digno sucesor mangakas de gran talento y trayectoria como son Suehiro Maruo o Usumaru Furuya, a través de obras tan impactantes por sus excesos desagradables e imaginación desbocada como son sus Cuadernos de Masacres o su extraordinaria Reproducción por Mitosis. Ya de paso, solo avisar que la editorial ECC Ediciones acaba de editar un nuevo manga del autor, llamado Fetus Collection.

Pero, en este post no me centraré en desgranar cada uno de los valores interesantes de la obra de Kago, sino que solo quiero informar de un negocio que ha reactivado el autor a través de su página web. Se trata de un negocio que años atrás ya inició junto a otros autores del mismo género, como el mencionado Usumaru Furuya y también Kana Ohtsuki, en que realizaban retratos distorsionados a personas con su sello macabro inconfundible. Ese negocio lo hicieron a través de una revista japonesa llamada Pocopoco, de Ohta Publishing, ofreciendo retratos personalizados a los clientes con un grandísimo detalle y trabajo artístico, por lo que el precio de cada dibujo se disparaba y llegaba a ascender a más de 2000€. Pero esto pertenece al pasado (sobre el 2014). En esta ocasión (2017) Shintaro Kago ofrece ahora al cliente interesado un tipo de retrato por encargo con menos trabajo artístico y por lo tanto mucho más accesible a nuestros bolsillos, pero siempre fiel a su estilo. La idea es que el cliente entregue a Sensei Kago una fotografía suya y luego escoja una de las 40 distorsiones que el autor ofrece a través de sus web. De este modo, Shintaro Kago realizará un dibujo retratando al cliente con la cabeza cortada, los sesos volando, o sin ojos, es decir, con cualquiera de las 40 salvajadas que ofrece el autor. En la web se pueden ver dos ejemplos de gente retratada bajo la mirada del Shintaro Kago, y hay que reconocer que el resultado es espectacular, no tiene nada que envidiar a una viñeta de cualquiera de sus mangas y además consigue mantener la semejanza con la fotografía original.


¿Cuanto vale un retrato? Pues menos de lo que podemos imaginar, si es que tenemos en cuenta el gran valor que tiene un trabajo como éste. El coste del dibujo son 55 dólares, y los gastos de envío varían entre los 9 y 22 dólares, dependiendo de si el cliente reside en Europa, Asia o América. En total, a un residente a Barcelona, con el método de envío más barato (“Shipping cost of Airmail”, que apenas tardaría en llegarle en 7-10 días), saldría a unos 58€. Por cierto, el método de pago es vía PayPal, y el autor puede tardar hasta 2 semanas en hacer el dibujo (según me informó vía email).


Creo que vale mucho la pena. Ésta es una oportunidad única para conseguir un retrato personal único, del autor de manga más único de la actualidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada