Terra Formars - Takashi Miike, 2016


-DIRECTOR: Takashi Miike
-GUIÓN: Yû Sasuga, Ken'ichi Tachibana, Kazuki Nakashima
-AÑO: 2016
-DURACIÓN: 113 min.
-PAÍS: Japón
-FOTOGRAFÍA: Hideo Yamamoto
-REPARTO: Rinko Kikuchi, Rila Fukushima, Kane Kosugi, Emi Takei, Takayuki Yamada, Shun Oguri, Tomohisa Yamashita, Hideaki Itô, Masaya Katô, Eiko Koike, Rina Ohta, Mariko Shinoda
-PRODUCTORA: Warner Bros. Japón

NOTA: 6



Hacía tiempo que no ponía el punto de mira en una nueva película de Takashi Miike. Terra Formars, presentada en el Festival de Sitges del 2016 en su sección oficial, es uno de los blockbusters más divertidos de su carrera, llegando a sonar con fuerza en todo el mundo por tratarse de la adaptación del manga de éxito de homónimo título creado por Yû Sasuga en 2011, además de ser una película que acoge a lo bueno y mejor de los jóvenes actores japoneses del momento. Una Live Action más de las muchas que está llevando a cabo últimamente el director japonés.

Para quien no conozca el manga de Yû Sasuga, la historia se centra en el intento por humanizar el planeta Marte. Para ello, en el s. XXI, se envió una nave espacial a dicho planeta con musgo y cucarachas, para que así se poblara el planeta y a la vez se generara una atmósfera respirable para los seres humanos. Pasados 500 años, 15 personas seleccionadas entre los bajos de la sociedad japonesa deberán ir a Marte con el objetivo de eliminar a todas las cucarachas, debido a que, tras esos 500 años, éstas han evolucionado hasta convertirse en unos seres de más de 2 metros, muy fuertes, y con agilidad extrema. Además, odian a los humanos. Para tener éxito en su misión, los 15 humanos tendrán una pequeña ayuda: su ADN ha sido modificado para que, cada uno, posea un poder especial surgido de la fuerza de un insecto determinado, que les servirá para luchar contra las cucarachas.


Uno de los puntos fuertes de Terra Formars es su potente historia. Entre la comedia y el fantástico, Miike se nota que se siente cómodo trabajando una historia que le permite depositar todo su imaginario bizarro con tendencia a la destrucción, logrando que Terra Formars alcance por momentos cotas de máxima espectacularidad. Pero eso sí, sería un error pensar que la presente película es solo una obra de género fantástico en la que se ven reflejados millones de yenes de presupuesto, además de puntuales dosis de acción y violencia; No, Terra Formars va algo más allá, y es una película que funciona bien por su trasfondo de ciencia ficción al tratar un tema tan creíble como a la vez expuesto de un modo divertido. Creo que su apariencia casi infantil no desmerece una oportunidad a los espectadores que busquen la mezcla entre entretenimiento y segundas lecturas: el regusto pesimista que tuvo la ciencia ficción en los años 70 ahora ha sido reemplazado últimamente por otro en que se cuestiona la bondad del ser humano, así como la falta de autocrítica, la ambición individualista, pero que también hay lugar a la esperanza a través de la superación personal. Todo ello tiene como fundamento básico en Terra Formars.

Donde flaquea la película no es precisamente en los aspectos técnicos, que curiosamente están muy bien conseguidos a excepción de puntuales detalles en que se evidencia un mal acabado, algo bastante propio del cine oriental, que no suelen acabar bien las películas con FX abundantes... es curioso. En todo caso, Terra Formars flaquea en el desarrollo de los personajes. Casi 2 horas de película en que 15 personajes deben tomar su correspondiente protagonismo, es un error querer profundizar a través de flashbacks en sus orígenes, en sus miedos y detalles oscuros de su pasado, ya que ésto solo sirve para romper el ritmo del guión y hacer despistar al espectador con detalles que poco importan y aportan, y que además le traen de vuelta a la Tierra. Es probable -y lo pongo en duda porqué no he leído el manga original- que profundizar en esos detalles sirve para entender mejor ciertas decisiones que toman algunos personajes a lo largo de la historia, pero en el fondo, creo que querer abarcarlo todo es un error, ya que el guión se resiente en la comprensión de los giros narrativos, que están narrados precipitadamente y el desenlace de determinados acontecimientos no es del todo claro.


Eso sí, no se puede negar que el casting de actores es un lujazo. Acoge a lo bueno y mejor del cine japonés más mainstream, como son los protagonistas de la saga Crows Zero (Shun Oguri, Tomohisa Yamashita), además de estrellas mundiales como Rinko Kikuchi, entre otras caras conocidas. Estrellas populares en Japón que brillan por si solas en la películas, pero no como personajes, ya que se resienten por el largo casting que emborrona un poco su participación a la película, pero que es algo inevitable. En todo caso, se nota que cada uno de ellos ha participado anteriormente en películas de acción con batallas cuerpo a cuerpo, y se agradece lo bien conseguidas que están sus escenas de lucha, que además están reforzadas visualmente por unos decentes FX que maximizan su efecto y logran un espectáculo visual muy potente.

No he leído el manga de Yû Sasuga, ni tampoco he visto el anime creado por el estudio Liden Films. Soy un simple espectador que ha visto Terra Formars como espectador casual y por lo tanto sin prejuícios, y se ha encontrado con una obra de puro entretenimiento a medio camino entre los Power Rangers y Starship Troopers, en que las escenas de acción se combinan bien con un tono serio, pero que no descarta puntuales aristas frikis propias del humor nipón -y que solo ellos entienden-. También, la BSO que acompaña, se complementa bien con los sucesos de la película, firmada por el habitual ayudante de sonido en las películas de Miike, como es Kôji Endô. El ritmo de la película es fuerte, hay violencia, desmembramientos y muchas ostias, y además de un guión que oculta puntuales giros narrativos que no hacen perder el interés por la trama en ningún momento, pese a que, tal como comentaba antes, a veces no son del todo claros y cuesta situarse.


Terra Formars mola, entretiene, y a medida que van pasando los días y he ido digiriendo la película, se agudiza en mí como uno de los títulos más entretenidos de Takashi Miike. Seguramente no es la película más redonda del director japonés, sobretodo por esos cambios de ritmo precipitados intentando “trabajar” a determinados personajes, pero igualmente Terra Formars es un Blockbuster que se pasa volando, hay buenas interpretaciones y excelentes escenas de acción, y su trasfondo crítico -pero a la vez friki-, le da fuerza y carisma a partes iguales.



Comentarios